Pakistán.- El opositor Fazlur Rehman dice que Pakistán se verá sumido en el "caos" si el Gobierno no dimite

Publicado 31/10/2019 20:56:38CET

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El destacado líder opositor paquistaní Fazlur Rehman ha advertido este jueves de que el país se verá sumido en el "caos" si el Gobierno se niega a dimitir, después de la llegada de la marcha opositora a la capital del país, Islamabad.

"Tenemos que conseguir que dimita (el Gobierno) y lucharemos por ello", ha manifestado, antes de agregar que su partido, Jamiat Ulema-e-Islam-Fazal (JUI-F), da un plazo de tres días al Ejecutivo para que presente su dimisión, según la cadena de televisión local Aaj News.

Rehman ha indicado que la oposición mantendrá una sentada durante este periodo de tiempo en la capital, a donde decenas de miles de personas han llegado este jueves tras cuatro días de marcha.

Por su parte, el ministro de Interior, Ijaz Shah, ha resaltado que las autoridades garantizarán la seguridad de los manifestantes. "Si congregan a más gente de la esperada, les daremos más espacio", ha dicho.

"Haremos que se sientan cómodos, como si estuvieran en un hotel de cinco estrellas", ha subrayado, antes de pedir que respeten las zonas que han sido excluidas por los tribunales para la organización de las protestas, tal y como ha recogido la cadena local Geo TV.

Rehman, líder de la campaña y máximo responsable del JUI-F, afirmó el miércoles que la 'Marcha de la Libertad' se ha convertido en un "movimiento nacional" y "es la voz de todas las almas oprimidas de Pakistán".

La 'Marcha de la Libertad' --que fue tildada el lunes de "chantaje" por parte del primer ministro-- partió el domingo desde diversos puntos del país con la intención de llegar a la vez a Islamabad este jueves.

Rehman es un político veterano con gran influencia en numerosos seminarios islámicos o madrasas de todo el país. Así, pidió al Ejército que se mantenga neutral durante las movilizaciones para "evitar la impresión de que apoya a un Gobierno ilegal" y destacó que todos los partidos de la oposición están unidos en la petición de elecciones anticipadas.

Las autoridades de Islamabad han reforzado la presencia policial en la ciudad y han instalado cientos de contenedores de transporte en las calles para intentar impedir el paso de manifestantes a las zonas donde están las sedes gubernamentales. El sábado se produjeron varias detenciones de dirigentes de JUI-F y se le retiró la ciudadanía a un exsenador.