Publicado 02/01/2021 10:09CET

Pakistán.- El primer ministro de Pakistán resta importancia a las multitudinarias protestas de la coalición opositora

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan
El primer ministro de Pakistán, Imran Jan - Zulaikha Zainuzman/BERNAMA/dpa - Archivo

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha asegurado que la población paquistaní es indiferente ante el impacto de las multitudinarias protestas de la coalición opositora Movimiento Democrático de Pakistán (MDP), que le señala por ser un mandatario al servicio del poderoso Ejército del país, acusación que ha rechazado.

En una entrevista concedida este viernes a Dunya TV, Jan ha asegurado que el Ejército de Pakistán era su institución subordinada al Gobierno paquistaní y acusó, a su vez, a los líderes del MDP de organizar las protestas para esconder casos de corrupción entre sus filas, como es el caso del exprimer ministro Nawaz Sharif, padre de una de las grandes responsables del movimiento, Maryam Sharif.

El MDP ha dado de plazo al primer ministro hasta el 31 de enero para que dimita o de lo contrario anunciará una "gran marcha" sobre Islamabad para exigir su cese.

La alianza, liderada por el maulana Fazlur Rehman y formada por once partidos es un nuevo ejemplo de una iniciativa tradicional en la política paquistaní: la formación de un colectivo de partidos de todo el abanico ideológico con el objetivo de derribar al Gobierno.

En respuesta, el primer ministro ha asegurado que la marcha no es más que una excusa. "La nación paquistaní sale a las calles contra la corrupción y por sus derechos genuinos, pero esta vez saben que los líderes del MDP están planeando la larga marcha sólo para salvar el dinero que han recabado por medios ilegales", ha declarado.

"Puedo dar por escrito que la nación paquistaní no saldrá a las calles a la llamada del MDP", ha asegurado el primer ministro antes de preguntarse por la supuesta influencia militar. "Si soy un títere y si el Ejército me ha pedido que mantenga conversaciones con la oposición, entonces por qué no lo hago", ha dicho.

"El hecho es que el Ejército apoya la aplicación de mi programa de Gobierno. El Ejército quiere estabilidad y progreso del país y por eso está conmigo", ha añadido.

Por su parte, este mismo viernes, el maulana Rehman anunció que movimiento de la oposición ya no estaría dirigido solo al Gobierno dirigido por el primer ministro sino también a "sus partidarios", insinuando que la posible marcha de la alianza hacia la capital", también podría extenderse a Rawalpindi.

"El MDP ha salido más fuerte que antes y está más decidido que antes a librar a la nación de este gobierno ilegítimo", avisó en una gran comparecencia tras una reunión de los líderes de la alianza en Raiwind.