Publicado 06/01/2021 16:00CET

Pakistán promete aumentar la protección de los hazara tras la ejecución de once de ellos a manos de Estado Islámico

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan
El primer ministro de Pakistán, Imran Jan - Zulaikha Zainuzman/BERNAMA/dpa - Archivo

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha prometido este miércoles medidas para "evitar" ataques contra la minoría hazara del país, después de que once de sus miembros fueran secuestrados y ejecutados en la provincia de Balochistán (oeste), suceso del que el grupo yihadista Estado Islámico reclamó la autoría.

"Quiero garantizar a las familias hazara que han perdido a sus seres queridos en este brutal ataque terrorista en Mach que son consciente de su sufrimiento y sus demandas", ha manifestado Jan a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.

"Estamos dando pasos para evitar estos ataques en el futuro y sabemos que nuestro vecino está instigando este terrorismo sectario", ha afirmado. La provincia paquistaní de Balochistán hace frontera con Afganistán e Irán.

Asimismo, Jan ha destacado que "comparte el dolor" de los familiares de las víctimas y ha adelantado que viajará "muy pronto" a la zona para reunirse con las familias. "Nunca traicionaré la confianza de mi pueblo. Por favor, entierren a sus seres queridos para que sus almas encuentren la paz", ha remachado.

El primer ministro paquistaní se ha referido así al hecho de que los familiares de las víctimas iniciaron una protesta tras las ejecuciones y bloquearon varias carreteras, negándose a enterrar a los fallecidos hasta que las autoridades provinciales capturaran a los responsables.

En este sentido, el ministro principal de Balochistán, Jam Kamal, ha asegurado a los manifestantes que Jan visitará Quetta y ha pedido que procedan al entierro de los ejecutados. "Es responsabilidad del gobierno mejorar la situación en la ciudad y la provincia", ha reconocido.

Los civiles, que trabajaban como mineros, fueron secuestrados y posteriormente ejecutados en Bolan, lo que ha provocado protestas en varias ciudades del país para exigir a las autoridades que tomen medidas contra este tipo de ataques contra miembros de la comunidad hazara.

Los hazara son un grupo étnico mayoritariamente chií y de lengua persa que reside en zonas de Afganistán y Pakistán, donde ha sido objetivo de numerosos ataques por parte de grupos terroristas suníes como Estado Islámico y Lashkar e Jhangvi (LeJ).

Contador