Publicado 19/11/2021 15:30CET

Pakistán.- Retirada la cláusula sobre la castración química a violadores en Pakistán por ser "antiislámica"

Archivo - Vista general del Parlamento de Pakistán
Archivo - Vista general del Parlamento de Pakistán - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Pakistán han anunciado este viernes que la cláusula sobre la castración química de personas condenadas en varias ocasiones por violación ha sido retirada del proyecto para enmendar el Código Penal.

La secretaria del Parlamento para Ley y Justicia, Malika Bojari, ha indicado que la cláusula ha sido retirada debido a las objeciones presentadas por el Consejo de Ideología Islámica (CII), según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.

Así, Bojari ha subrayado que el CII había objetado que la castración química era "antiislámica" y ha recordado que la Constitución recoge que "todas las leyes deben enmarcarse en la 'sharia' y el Corán, por lo que no puede aprobarse ninguna ley que vaya contra estos valores".

La matización de Bojari ha llegado dos días después de que el Parlamento aprobara el proyecto de ley, que ya recibió la aprobación del Gobierno y del presidente, Arif Alvi, y que contempla la creación de tribunales especiales para acelerar los procedimientos contra los condenados por violación.

Durante la sesión, Mushtaq Ahmed, miembro de Jamaat-e-Islami, dijo que se trata de una medida "antiislámica" y "contraria a la sharia". Así, defendió que los condenados deben ser ahorcados en público y no castrados.

El primer ministro paquistaní, Imran Jan, se ha mostrado favorable al proyecto, mientras que fuentes citadas por la cadena de televisión paquistaní Geo TV señalaron que varios ministros se mostraron en su lugar favorables a la pena de muerte.

El proyecto, aprobado en diciembre de 2020 por Alvi, contempla la creación de un registro de criminales sexuales y prohíbe la publicación de las identidades de las víctimas, mientras que los policías y funcionarios que muestren "negligencia" a la hora de investigar los casos podrían ser condenados a penas de hasta tres años de cárcel.

Las denuncias han aumentado también por los numerosos casos de violaciones contra menores de edad en el país. La ministra de Derechos Humanos paquistaní, Shirin Mazari, apuntó en noviembre de 2020 a la existencia de "un modo de pensar bestial" que "sigue arrasando con la sociedad".

Cientos de mujeres son violadas cada año en Pakistán, donde las víctimas y diversas organizaciones no gubernamentales han criticado la falta de condenas contra los responsables. Además, las víctimas son frecuentemente acusadas de las agresiones que sufren, lo que acarrea un estigma que ha provocado además que muchas de ellas no se animen a denunciar.

Contador