Panamá.- Corea del Norte alega que las armas interceptadas por Panamá forman parte de un contrato legítimo

Actualizado 17/07/2013 23:59:47 CET

SEÚL, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Corea del Norte ha hablado por primera vez sobre el buque interceptado en Panamá y ha alegado que las armas halladas a bordo forman parte de un acuerdo legítimo con Cuba. Pyonyang a acusado a las autoridades del país centroamericano de tratar de "justificar" una "acción violenta".

Un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano ha explicado a la agencia oficial KCNA que se trata de armas obsoletas que iban a ser entregadas a Corea del Norte en el marco de una transacción legal, según la agencia surcoreana Yonhap.

El portavoz de Pyongyang ha alegado que las autoridades panameñas interceptaron el barco y "atacaron y detuvieron" a la tripulación tras sospechar que a bordo se transportaba drogas. Sin embargo, "no encontraron ninguna droga", ha apostillado.

"Están justificando su acción violenta quejándose de otro tipo de carga que viajaba a bordo del barco", ha añadido, en un mensaje en el que ha pedido a Panamá que deje libres a buque y tripulantes.

El ministro de Seguridad panameño, Raúl Molino, ha anunciado este miércoles que los 35 miembros de la tripulación serán imputados por delitos contra la seguridad interna del país y ha adelantado que tanto el barco --'Chong Chon Gang'-- como su contenido será entregado a Naciones Unidas. Actualmente, una comisión de ocho expertos controla que no se produzcan violaciones a las sanciones que pesan sobre Corea del Norte por las pruebas nucleares y el uso de misiles de largo alcance.

Munillo ha indicado que no se han comunicado con las autoridades norcoreanas, informa Reuters. "No tenemos relación con ellos", ha precisado.

AZÚCAR Y ARMAS

El Ministerio de Exteriores de Cuba afirmó el martes que el barco norcoreano transportaba "mayormente azúcar" y "armamento defensivo obsoleto para su reparación" en Corea del Norte. "El Ministerio de Relaciones Exteriores desea informar de que dicho buque zarpó de un puerto cubano rumbo a la República Popular Democrática de Corea con un cargamento, mayormente, de 10.000 toneladas de azúcar", ha indicado a través de un comunicado.

El barco "transportaba 240 toneladas de armamento defensivo obsoleto --dos complejos de cohetes antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado--, para ser reparado y devuelto al país".

"Los acuerdos suscritos por Cuba en esta esfera se sustentan en la necesidad de mantener nuestra capacidad defensiva para preservar la soberanía nacional", ha agregado, antes de reiterar su "firme e irrevocable compromiso con la paz, el desarme, incluido el nuclear, y el respeto al Derecho Internacional".