Publicado 09/03/2021 17:02CET

Panamá.- HRW urge a Cortizo a vetar la ley que prohíbe adoptar a las parejas del mismo sexo en Panamá

Archivo - Laurentino Cortizo, presidente de Panamá
Archivo - Laurentino Cortizo, presidente de Panamá - PRESIDENCIA DE PANAMÁ - Archivo

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha instado este martes al presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, a vetar la ley que prohíbe adoptar niños a las parejas del mismo sexo en el país centroamericano.

La Asamblea Nacional panameña aprobó el miércoles pasado una normativa que formaliza la prohibición, que HRW ha tildado de "discriminatoria". En concreto, la ley 120, concebida para evitar que los niños y adolescentes sean separados innecesariamente de sus familias biológicas, permite la adopción de niños en el caso de mujeres y hombres solteros y también matrimonios.

Sin embargo, el proyecto de ley define a las parejas casadas que pueden adoptar como aquellas compuestas por parejas de "sexo diferente". El matrimonio entre personas del mismo sexo tampoco es legal en Panamá. Tras su aprobación en la cámara, es Cortizo el que debe firmarla, pero el mandatario tiene autoridad legal para vetarla completamente o en parte.

Así, HRW ha considerado que Cortizo debe vetar los artículos 22 y 26 de la ley, ya que, a su juicio, violan los estándares internacionales de Derechos Humanos de no discriminación, respeto por la vida familiar y privada y los derechos de los niños. De forma paralela, el organismo ha criticado que las disposiciones en cuestión perpetúan prejuicios sobre lesbianas, gays y bisexuales.

"Excluir a las parejas del mismo sexo como padres adoptivos no sólo es estigmatizante, sino que en Panamá agrava la violación de no tener sus relaciones protegidas o reconocidas en primer lugar", ha censurado el investigador sobre los derechos de personas LGTB de HRW Cristian González.

"Prohibir categóricamente a los niños ser adoptados en familias amorosas y solidarias también es inconsistente con el principio del mejor interés para el niño", ha agregado González.

Muchos de los países de la zona de Panamá, como México, Colombia, Brasil, Argentina o Uruguay, permiten la adopción a parejas del mismo sexo. En este sentido, HRW también ha considerado que la ley puede poner a Panamá "fuera de sintonía" con los avances logrados en la región y ha afeado que la exclusión de estas parejas está basada en su orientación sexual.

"Cortizo tiene una oportunidad para afirmar el compromiso de su Gobierno con los derechos de las parejas del mismo sexo y debería hacerlo", ha resumido González, recalcando que las parejas del mismo sexo son "igualmente capaces" de criar a un niño. "No deberían ser excluidas de la oportunidad de proporcionar a un niño que puede estar en situación de necesidad un hogar cariñoso", ha remachado.