Actualizado 29/10/2012 11:25 CET

Panamá.- Martinelli lamenta las muertes registradas durante las protestas por la derogación de la Ley 72

CIUDAD DE PANAMÁ, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha lamentado las muertes registradas en la ola de disturbios en la provincia de Colón (norte) en señal de protesta contra la liberalización de la Zona Libre de Colón, a pesar de la derogación de la Ley 72 que la promulgaba, según ha informado la cadena de televisión Telesur.

"Derogué una ley cuya explicación no llegó a todos, lamentamos las muertes y heridos que hubo, iremos a cada uno de sus hogares a donde cada uno necesite ayuda", ha asegurado Martinelli. Asimismo, ha considerado que el próximo paso es unirse y dialogar. "Debemos seguir unidos para diseñar un plan de desarrollo para (la provincia de) Colón, (...) y sentarnos en la mesa de diálogo, como el Mar Caribe y Colón le dará más ingreso a la Zona Libre", ha añadido el mandatario.

"Colón era una taza de oro" y "juntos podemos lograrlo otra vez, unidos Colón va para adelante, Colón necesita de todos y todos necesitamos de Colón", ha subrayado el gobernante panameño, quien ha pedido mantener "un debate constructivo" cuanto antes.

Martinelli ha lamentado las pérdidas personales y materiales y ha hecho un llamamiento a la reflexión "por el bien del país y de los panameños" porque esta situación "no se puede permitir". Asimismo, ha aseverado que los responsables de los actos perpetrados en Ciudad de Colón, deben ser juzgados por la ley. "Los responsables de estos hechos deben ser procesados por las autoridades correspondientes, que en vez de buscar el beneficio para los colonenses buscaron su bien propio", ha señalado.

Los dirigentes de la oposición han responsabilizado al Ejecutivo de los saqueos, por haber permitido que la situación creada por la represión policial se saliese de control y por haber tomado una decisión sobre la derogación de la ley 72, la cual permite la venta de tierra del Estado en la Zona Libre de Colón, tan tarde.

Además, han considerado que la Ley 72 ha sido el motor impulsor del caos nacional y que tanto los actos vandálicos como las pérdidas económicas se han debido a la Ley misma y no a las protestas como tal.