Actualizado 17/12/2013 21:04 CET

Panamá "peleará" contra el expansionismo nicaragüense

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha acusado a Nicaragua de querer apropiarse de los mares panameños y ha expresado la disposición de su Gobierno a "pelear" solo o con otros países de la región contra el expansionismo nicaragüense.

   Martinelli ha denunciado que Nicaragua pretende apropiarse del territorio panameño por el fallo que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió el pasado 19 de noviembre sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que se disputan Bogotá y Managua.

   "No podemos permitir que Nicaragua, que está lejísimos de aquí, coja los mares panameños. Con lo que están pidiendo casi quieren llegar a la ciudad de Colón. No tiene ningún fundamento", ha dicho, en declaraciones a la prensa durante un acto en la Cámara de Comercio.

   Así, ha anunciado que Panamá "va a luchar de forma individual o de forma conjunta" y, a este respecto, ha confirmado que su Gobierno, junto a los de Colombia, Costa Rica y Jamaica, va a enviar una carta a Naciones Unidas para denunciar las ambiciones nicaragüenses, según informa el diario 'La Estrella'.

   El conflicto obedece al fallo de la CIJ, que reconoce la soberanía colombiana sobre el archipiélago, pero al mismo tiempo amplía la extensión de las aguas territoriales de Nicaragua hasta las 200 millas náuticas en todos los puntos de la línea limítrofe.

   Entonces, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, consideró que la decisión del alto tribunal sobre las aguas nicaragüenses era un "error" y el pasado martes ratificó su postura y presentó una "estrategia integral" contra "el expansionismo nicaragüense".

   Santos explicó que el fallo "no es aplicable" porque, según la Carta Magan y la interpretación de la Corte Constitucional, cualquier modificación del territorio colombiano debe producirse a través de un tratado internacional ratificado por el Congreso.

   También argumentó que la decisión del alto tribunal tampoco es aplicable porque "desconoce por completo los tratados internacionales suscritos por Colombia con Costa Rica, Panamá y Jamaica, que está obligado a cumplir".

   Además, emitió un decreto para reafirmar la unidad de la plataforma continental y de la zona contigua del territorio continental e insular colombiano, lo que permitirá al país seguir ejerciendo sus derechos soberanos sobre una extensa área del mar Caribe Occidental.

   En cambio, tras conocer la decisión judicial, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, consideró que era una "victoria nacional" y ayer rechazó celebrar un tratado con Colombia, insistiendo en que el fallo de la CIJ es de aplicación directa y obligatorio cumplimiento.

   La presidenta de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, Alba Luz Ramos Vanegas, ya ha advertido de que el país centroamericano podría acudir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para obligar a Colombia a cumplir la decisión judicial.