Publicado 17/07/2022 05:43

Panamá.- Organizaciones civiles de Panamá avanzan en las negociaciones con el Gobierno sobre el precio del combustible

Archivo - El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo
Archivo - El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo - ONU - Archivo

Anadepo comunica que no firmará un acuerdo hasta que no se discutan los precios de los alimentos y medicamentos

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Panamá ha accedido a establecer el precio de un galón (3,8 litros) de combustible en alrededor de 3,30 euros (B/.3,32 en moneda local), después de que las organizaciones civiles rechazasen congelar el precio a 3,4 balboas panameñas.

Esta medida es una propuesta de la Alianza Nacional por los Derechos del Pueblo Organizado (Anadepo). No obstante, los miembros de la organización han indicado que no firmarán un acuerdo hasta que se logre avanzar en las negociaciones sobre el precio de los alimentos básicos y los medicamentos.

"Nosotros queremos salir diciendo al pueblo que son treinta, cuarenta productos que se van a congelar, pero sin afectar al productor, eso es lo que queremos, no vamos a firmar nada aunque estemos de acuerdo con el precio del combustible en 3.32, tienen que traer respuestas inmediatas", ha declarado Luis Sánchez, representante de Anadepo.

El vicepresidente de Panamá, José Gabriel Carrizo, ha informado de que en la noche del sábado se analizaría el tema del precio de los alimentos básicos con técnicos del Gobierno, mientras que el domingo a la mañana se abordaría el costo de los medicamentos.

En los días anteriores, las asociaciones ciudadanas rechazaron sentarse a la mesa con el Gobierno para conseguir soluciones en el marco de las protestas del país por el mal uso de las finanzas públicas y el alto coste de vida.

Los manifestantes, que protestan por los altos precios de los combustibles y los productos básicos, así como por el mal manejo de las finanzas públicas, han bloqueado calles y algunas de las principales vías de acceso a los núcleos urbanos.

La Asamblea Nacional de Panamá anunció el pasado miércoles un plan de austeridad de nueve puntos que contempla la suspensión de viajes y desplazamientos --tanto fuera como dentro de Panamá-- de los miembros del Gobierno y de otros altos funcionarios.

Otras de las medidas son la congelación de aumentos salariales y nuevos nombramientos, de jornadas de capacitación, servicios de publicidad, así como de la compra de equipos y material para las instituciones.

Contador