Panamá y Venezuela reanudarán sus relaciones consulares

Actualizado 19/05/2014 22:52:12 CET

Para leer más

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Exteriores de Panamá ha anunciado este lunes que en los próximos días restablecerá las relaciones consulares con Venezuela. Se trata del primer paso hacia la normalización de las relaciones diplomáticas, rotas desde el pasado 5 de marzo a causa de la crisis venezolana.

   A través de un comunicado, la Cancillería panameña ha explicado que el Gobierno de Nicolás Maduro "ha comunicado su intención de reabrir sus oficinas consulares" y que, "en atención a la propuesta formulada por Venezuela de reanudar las relaciones consulares en Caracas, ha  procedido al intercambio de las notas correspondientes".

   Además, el Ministerio de Exteriores de panameño ha expresado su agradecimiento al Gobierno de Costa Rica por haber custodiado los bienes de Panamá y haber ofrecido servicios consulares a los residentes en Caracas en este tiempo, de acuerdo con el diario local 'La Prensa'.

   Maduro anunció el pasado 5 de marzo la ruptura de las relaciones "políticas y diplomáticas", así como la congelación "de las relaciones comerciales con Panamá en defensa de la soberanía de la patria venezolana" frente a lo que consideró "una conspiración abierta".

   El jefe de Estado detalló que la ruptura de relaciones comerciales supondría también "la suspensión del proceso de revisión de una presunta deuda en dólares de empresas privadas venezolanas con exportadores de la ZLC, donde se han detectado graves irregularidades que se seguirán investigando a nivel penal".

   Maduro explicó que había "maniobras por parte del Gobierno de Estados Unidos en conchupancia con un Gobierno lacayo, de un presidente que ya en los próximos meses se va, de derecha, que no es digno de su pueblo, que ha estado actuando activamente contra Venezuela". "Se trata del presidente de Panamá", señaló en alusión a Ricardo Martinelli.

   El líder 'chavista' tomó esta decisión después de que Panamá, a través de su embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo Vallarino, insistiera en convocar una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para abordar la crisis en Venezuela.

   Después de varios intentos, finalmente, tras varias horas de debate a puerta cerrada, la OEA emitió, por 29 votos a favor y tres en contra --de Estados Unidos, Canadá y Panamá--, una declaración de "solidaridad" con Venezuela en la que llamó al diálogo entre Gobierno y oposición.

CRISIS VENEZOLANA

   La crisis política en Venezuela estalló el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, que ya ha dejado 41 muertos, 813 heridos y cientos de detenidos.

   Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

   La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La OEA se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

   La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) fue un paso más allá y, aunque expresó su respaldo a Maduro, creó una comisión de ministros de Exteriores que ha conseguido sentar a la mesa de negociaciones a Gobierno y oposición.