Publicado 04/10/2021 19:48CET

Pandora.- Piñera asegura que desconocía los detalles de venta de Minera Dominga y que la información "no es nueva"

Archivo - El presidente de Chile, Sebastián Piñera
Archivo - El presidente de Chile, Sebastián Piñera - AGENCIA UNO / SEBASTIÁN BELTRÁN GAETE - Archivo

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha defendido este lunes que la venta de la empresa Minera Dominga no le fue "consultada ni informada", después de que la publicación de los Papeles de Pandora señalaran que había utilizado un paraíso fiscal para dicha transacción antes de su primer mandato, una información que, ha destacado, "no es nueva".

"No me fue consultado ni informado", ha insistido el mandatario en una rueda de prensa desde La Moneda, donde ha subrayado que los hechos que ha expuesto la publicación "no son nuevos". "Fueron públicamente conocidos el 2017 y fueron investigados en profundidad por el Ministerio Público y resuelto por los tribunales de Justicia el 2017", ha sostenido.

Tras el revuelo generado en el país por la implicación del presidente en la investigación periodística del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) que ha revelado posibles infracciones fiscales de diversos líderes mundiales, Piñera ha recalcado que ni él ni su familia tienen sociedad de inversión en el extranjero, informa 'La Tercera'.

"Desde el mes de abril de 2009, hace ya más de 12 años, y antes de asumir mi primera presidencia, me desligué absoluta y totalmente de la administración y gestión de las empresas familiares y de cualquier otra empresa en que hubiere participado. Y adicionalmente y en forma voluntaria, porque en esos tiempos no existía ninguna ley que lo exigiera, constituí fideicomisos ciegos para la administración de todos los activos financieros", ha detallado.

A partir de entonces, a continuado, no tuvo "ningún conocimiento de las decisiones de inversión de las empresas", todo con la intención de presentar una candidatura para optar a la Presidencia "con total y absoluta independencia autonomía para poder ejercer el cargo de presidente con un solo norte: defender el bien común, el interés de todos los chilenos y respetando siempre la constitución y la ley".

Según la información publicada, Piñera participó en la venta de Minera Dominga a su amigo personal Carlos Alberto Délano utilizando un paraíso fiscal en Islas Vírgenes Británicas en 2010, en su primer mandato presidencial.

La investigación asegura que Piñera traspasó acciones de Minera Dominga por 152 millones de dólares en tres pagos, el último de ellos condicionado a la decisión del Gobierno sobre la designación como reserva natural del terreno en el que está emplazado el mineral, que fue rechazada por la autoridad ambiental en 2011.

Desde La Moneda ya habían desmentido a través de un comunicado que el mandatario participara en la venta de Minera Dominga, aunque desde la oposición y habían exigido a Piñera dar una "explicación contundente" sobre la transacción de dicha empresa, instándole a dar una rueda de prensa para responder a las preguntas de la prensa.

MINERA DOMINGA

La investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), desarrollada en Chile por los portales periodísticos Ciper y LaBot, sostiene que Piñera y su familia eran los mayores accionistas del proyecto Minera Dominga con el 33 por ciento de sus acciones, las que sumadas a las de Délano tenían el dominio del 56 por ciento de la iniciativa que pretende instalarse en las cercanías de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, en la comuna de La Higuera, en la Región de Coquimbo.

En diciembre de 2010, Délano compró por 152 millones de dólares el porcentaje de todos los socios de Dominga. Según la investigación periodística, la operación se concretó con un acta firmada en Chile por 14 millones de dólares y otra en las Islas Vírgenes Británicas por 138 millones de dólares.

El pago se efectuaría en tres cuotas. La primera el 10 de diciembre de ese año por 106,8 millones de dólares, la segunda se debía pagar 21 millones de dólares el 18 de enero y la tercera y última cuota por 9,9 millones de dólares se debía pagar el 31 de diciembre de 2011.

"Sin embargo, ese último desembolso estaba sujeto a condiciones: dependía de que no cambiaran las reglas en la zona donde se ubicaría el proyecto minero", señala la investigación. "El pago quedaba condicionado a que el sector no se transformara en una zona de exclusión o se convirtiera en un parque nacional o reserva nacional", lo que impediría el desarrollo del proyecto Dominga, revela la investigación.

Contador