Actualizado 23/01/2007 20:21:05 +00:00 CET

Papeleras.-Argentina opina que el fallo de La Haya permite que no se sigan confundiendo las cosas y favorecer el diálogo

BUENOS AIRES, 23 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, afirmó hoy que la decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que rechazó la reclamación uruguaya de que se ordene el desalojo de los cortes de las carreteras internacionales que conectan los dos países, permite que "no se sigan confundiendo las cosas", y reiteró que la intención de su Gobierno es continuar con el diálogo con Uruguay.

"La gran ventaja de la decisión es quitar la cortina de humo que se utilizó como excusa para no dialogar", indicó Taiana a los medios de comunicación al referirse al fallo de La Haya, que por 14 votos contra 1 rechazó la petición del Gobierno uruguayo.

El ministro argentino sostuvo que "la decisión permite que no se sigan confundiendo las cosas" y que se pueda "hablar el asunto de fondo", que a juicio del Ejecutivo argentino es la supuesta violación al Estatuto del Río Uruguay, firmado por los dos países en 1975 y por el que se comprometieron a administrarlo de forma conjunta.

El Gobierno argentino mantiene que el de Uruguay ha violado el acuerdo al haber autorizado, sin haber consultado a Argentina, la instalación de la planta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, frente a la localidad argentina de Gualeguaychú, cuyos vecinos mantienen cortado el paso internacional desde hace dos meses.

"La decisión nos deja conformes. Está de acuerdo a derecho y en la línea que teníamos, no hay probado daño a Uruguay", afirmó el ministro al referirse a los cortes de carreteras que motivaron la demanda uruguaya en el diferendo ante La Haya.

Taiana destacó además que el presidente argentino, Néstor Kirchner, ha solicitado en reiteradas ocasiones dialogar con su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez, y además recordó que hay una gestión del enviado del Rey Juan Carlos, el embajador Juan Antonio Yañez, para facilitar el diálogo entre los dos países.