Papeleras.- La delegación argentina viaja a Holanda para escuchar el jueves el fallo de La Haya

Actualizado 11/07/2006 14:25:20 CET

BUENOS AIRES, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una delegación del Ministerio de Asuntos Exteriores de Argentina viajará hoy a La Haya para escuchar la resolución que adoptará el próximo jueves la Corte Internacional de Justicia sobre la medida cautelar planteada por Argentina en el diferendo que mantiene con Uruguay por la instalación de dos planta productoras de celulosa.

La delegación partirá por la tarde de Buenos Aires y esperará en la ciudad holandesa el dictamen que la Corte emitirá a la iniciativa argentina tendiente a que se paralicen las obras que realizan la compañía finlandesa Botnia y la española Ence en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

La delegación estará compuesta por la titular del área legal de la Cancillería, la embajadora Susana Ruiz Cerrutti, y el director del Instituto del Servicio Exterior de la Cancillería, Horacio Basabe. En La Haya se sumarán el embajador argentino ante Países Bajos, Santos Goñi Marenco y los abogados Marcelo Kohen y Alain Pellet.

El Gobierno de Argentina encara esta instancia con "cautela" y teniendo la "certeza" de que en el momento de exponer sus fundamentos para sostener la medida cautelar que presentó "expuso con argumentos sólidos y concretos", consignaron fuentes oficiales a la prensa local, recogida por Europa Press.

La Corte Internacional de Justicia ha convocado para este jueves a las 10:00 horas a los representantes de Uruguay y Argentina para responderles si acepta o rechaza el pedido argentino de suspensión de las obras o si adopta otra medida alternativa. En cualquiera de los casos, la decisión será vinculante para ambas naciones.

De todos modos, quedará pendiente la sentencia definitiva sobre el asunto de fondo que es la violación del Tratado del Río Uruguay, firmado en 1975, que regula "la óptima utilización y racionalización" de este río fronterizo entre ambas naciones, y la preservación del medio ambiente en la región.

El pasado 4 de mayo, Argentina pidió formalmente a la Corte de Justicia de La Haya una medida cautelar para que se suspenda por 90 días las obras de construcción de las plantas. Un mes después delegaciones de los dos países se presentaron en el Palacio de Justicia en el marco de las audiencias de alegatos y réplicas.

Por parte de Uruguay viajará a La Haya una comitiva encabezada por el embajador Héctor Gros Espiell, que irá acompañado por Carlos Gianelli, un técnico asesor de Estados Unidos y dos ingenieros. Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y Argentina, Néstor Kirchner, no mantienen conversaciones respecto de esta controversia.