Actualizado 07/07/2007 00:14 CET

Papeleras.-El Ejército de Uruguay analiza los posibles escenarios de atentados cerca de la planta de celulosa finlandesa

MONTEVIDEO, 6 Jul. (EP/AP) -

La Ejército de Uruguay anunció hoy que analiza los "escenarios posibles" de atentados o episodios de violencia en la zona del Río Uruguay, donde actualmente se construye una planta finlandesa de celulosa, la cual ha generado grandes conflictos con Argentina.

El vicepresidente uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, confirmó la existencia de un "informe interno del comando de la Armada Nacional", donde advierte a las fuerzas armadas sobre la necesidad de elaborar planes de contingencia, a fin de neutralizar presuntas acciones de activistas de la ciudad argentina de Gualeguaychú contra Botnia, cuando la planta comience a funcionar.

Nin Novoa aseguró que este documento es "información que manejan los servicios de inteligencia" del Ejército, y destacó además que es "un tema que el Gobierno tratará con mucha reserva".

La ministra de Defensa de Uruguay, Azucena Berrutti, declaró a la prensa local que no hay "alarma" porque el documento "presenta simplemente hipótesis de trabajo que las Fuerzas Armadas hace normalmente para estar preparada dentro de sus funciones habituales".

El jefe de relaciones públicas del Ejército, capitán Alejandro Añón, dijo hoy a AP que "se manejan todas las eventualidades, pero estamos lejos de un alerta" sobre algún episodio de violencia, aunque recordó que "ya hubo incidentes", como cuando en febrero aparecieron unidos entre sí una larga serie de tanques en el canal de navegación del Río Uruguay, que pudo ocasionar algún accidente naval.

Hace unos meses, un grupo de ambientalistas argentinos cruzaron un puente cerrado desde octubre del año pasado, y se dirigieron hacia Botnia donde lanzaron una arenga contra la planta y la contaminación ambiental que, dicen, va a producir.

Por otro lado, el representante de relaciones públicas de los Bomberos, comisario Carlos Nicola, dijo a AP que "hasta el momento no han finalizado las pericias técnicas para determinar el origen del incendio" ocurrido el 19 de junio, el cual destruyó más de 2.000 metros cúbicos de rollos de madera de la empresa Botnia, almacenados en el puerto de Montevideo para su exportación.