Actualizado 27/07/2006 18:29:20 +00:00 CET

Papeleras.- El Gobierno argentino asegura que no va a aceptar la instalación de plantas contaminantes

BUENOS AIRES, 27 Jul. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, aseguró hoy ante la Asamblea Ambientalista de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, que el Gobierno "no va a aceptar la instalación de papeleras contaminantes", y afirmó que "respeta, pero no comparte" el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que rechazó la petición de que se suspendan las obras de las dos plantas de celulosa en la localidad uruguaya de Fray Bentos.

Taiana expuso las líneas de la posición argentina en rechazo a la instalación de las fábricas de las compañías Ence (española) y Botnia (finlandesa),y recibió la ovación de centenares de vecinos, la mayoría de los cuales cortaron, meses atrás, el tráfico de la carretera internacional que une a Argentina y a Uruguay.

El Gobierno de Néstor Kirchner pidió a la Corte Internacional de La Haya una medida cautelar que determine la suspensión de las obras de construcción de las papeleras junto al Río Uruguay, solicitud que fue rechazada por el máximo órgano judicial de Naciones Unidas.

El próximo 15 de enero, Argentina deberá presentar la "memoria" de la causa inciada contra Uruguay por lo que considera la violación del Estatuto del Río Uruguay, firmado por ambas naciones en 1975 y que regula la administración de este recurso compartido por ambas naciones.

El Gobierno argentino sostiene que Uruguay no respetó el "mecanismo de consultas" que establece este estatuto como paso previo para la autorización de una acción que pudiera modificar el status en ese río o en su zona de influencia, como lo es la instalación de industrias altamente contaminantes.

REPRESENTANTES DE LA ASAMBLEA

Los vecinos de Gualeguaychú recibieron con satisfacción la decisión del ministro de Relaciones Exteriores de designar a dos abogados de la Asamblea Ambientalista para sumarse al equipo que trabaja en la presentación de la "memoria" ante la Corte Internacional.

Taiana agregó que es necesario sostener "posiciones comunes para avanzar", y destacó la aportación "que pueden hacer los asambleístas con su "conocimiento profesional y entusiasmo". Reconoció que la tarea es "ardua", y dijo que será necesario "persuadir" a los miembros de la Corte con pruebas "fehacientes" de que "la localización de las plantas ocasionará un perjuicio irreparable", poniendo en riesgo, a su juicio, el medio ambiente y la salud de sus habitantes.

El ministro hizo hincapié en el "camino judicial" elegido por el Gobierno y en la necesidad de demostrar la "impertinencia e inconsistencia" de los argumentos de Uruguay en la segunda etapa del juicio ante La Haya, de la cual surgirá un fallo definitivo sobre la demanda argentina.

"Mientras la Corte resuelve, seguiremos trabajando en otros ámbitos, como la acción ante entidades financieras, advirtiendo sobre los riesgos de financiar emprendimientos reñidos con el derecho internacional y con el medio ambiente", concluyó Taiana.