Actualizado 06/06/2006 19:05:40 +00:00 CET

Papeleras.- Kirchner vuelve a defender su postura en el conflicto el día en que Argentina presenta el caso ante La Haya

BUENOS AIRES, 6 Jun. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, volvió a defender la postura de su Gobierno en el conflicto con Uruguay por la instalación de dos plantas de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, a horas de la presentación que los representantes argentinos deberán realizar ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

"Con todo el cariño que le tengo al pueblo uruguayo les digo que tengo que estar al lado del pueblo de Entre Ríos, al lado del pueblo de Gualeguaychú", aseguró Kirchner al hablar durante un acto en la ciudad de Concepción del Uruguay, acompañado por el gobernador de la provincia argentina de Entre Ríos, Jorge Busti.

"Acá no se puede contaminar, hay que defender el río Uruguay, el espacio verde y la construcción que esta sociedad ha llevado adelante", dijo el primer mandatario argentino, para quien "no se puede contaminar, hay que mantener la defensa del río Uruguay". "No me importa que haya analistas que digan que eso es no ser tolerantes", sentenció.

"Los argentinos tenemos que defender nuestra tierra, abrazarnos a la bandera y a la patria", defendió Kirchner durante un acto en el que inauguró obras de defensa sobre las costas del río Uruguay, cuya soberanía comparten los dos países.

"Yo no voy a estar especulando, mirando con todo el amor y cariño al hermano pueblo uruguayo, pero yo tengo que defender el pueblo de Entre Ríos y Gualeguaychú", añadió el presidente de la Argentina.

Los gobiernos de Argentina y Uruguay deberán realizar sus primeras presentaciones en las audiencias que se realizarán este jueves y el viernes en La Haya para defender sus posturas en el conflicto entre ambos países, que históricamente han mantenido cordiales relaciones.

El gobernador Busti dijo que las audiencias "serán determinantes porque, indudablemente, la forma y el modo como se hagan los alegatos va a ser fundamental en el proceso". El Gobierno de Argentina pidió que se suspendan las obras en las plantas hasta que se determine el potencial contaminante de las mismas.