Actualizado 22/12/2006 18:56:46 +00:00 CET

Papeleras.- El ministro del Interior argentino espera llegar a un acuerdo con Uruguay por afuera de La Haya

BUENOS AIRES, 22 Dic. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ministro del Interior argentino, Aníbal Fernández, dijo hoy que el Gobierno del presidente Néstor Kirchner aspiraba a que el conflicto con Uruguay por la instalación de plantas de celulosa se resuelva antes de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya se pronuncie sobre el diferendo entre los dos países.

"La cuestión de fondo no se dirimió todavía. Nosotros aspiramos a que no tenga que ser la Corte Internacional de La Haya la que decida entre dos pueblos que son la misma cosa, entre Gualeguaychú y Fray Bentos, que son el mismo pueblo separados por un río", dijo Fernández en diálogo con 'Radio América'.

"¿Por qué no nos damos cuenta que lo que ponemos en juego es demasiado importante para salir definitivamente por el ámbito político, diplomático y terminamos de una vez por todas con algo que le está haciendo mal a los dos pueblos?", se preguntó el funcionario.

Esta semana los Gobiernos de Argentina y Uruguay tuvieron dos sesiones de alegaciones en la Corte de La Haya luego de que el Gobierno de Tabaré Vázquez denunciara la inacción del Gobierno argentino para impedir que se corten los pasos internacionales entre los dos países.

El argumento argentino fue que el planteamiento que se estudia en La Haya es si Uruguay violó el tratado del Río Uruguay, firmado por los dos países en 1975, y por el cual se comprometieron a administrar en forma conjunta ese curso de agua.

La planta de la empresa Botnia se levanta sobre una de las márgenes de ese río, en las afueras de la ciudad uruguaya de Fray Bentos. Las autoridades argentinas sostienen que la planta contaminará el río y las costas.