Actualizado 24/06/2012 20:15:28 +00:00 CET

Paraguay.- Chile llama a consultas a su embajador en Paraguay por la destitución de Lugo

SANTIAGO, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha llamado a consultas este domingo a su embajador en Paraguay, Cristián Maquieira, tras la destitución de Fernando Lugo como presidente paraguayo aprobada por el Senado el pasado viernes.

"He pedido al Ministerio de Asuntos Exteriores que llame a nuestro embajador en Paraguay a consultas en nuestro país para poder contar con toda la información necesaria", ha explicado Piñera este mediodía (hora de Chile) desde el Palacio de la Moneda, según recoge el periódico 'El Mercurio'.

"No se respetó el legítimo derecho a la debida defensa que está contemplado en la propia Constitución de Paraguay y también en el Derecho Internacional", ha indicado el mandatario.

Piñera ha confirmado que se ha mantenido en "permanente contacto" con los gobiernos de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y del Mercado Común del Sur (Mercosur) para analizar la crisis paraguaya.

"En los próximos días nos vamos a reunir los presidentes para a la luz de los hechos ocurridos en Paraguay y, tomando en cuenta los protocolos de defensa y protección de la democracia que contemplan ambos pactos, tomar las medidas que correspondan", ha enfatizado.

Al mismo tiempo, ha explicado que el Ejecutivo chileno "no tomará ninguna medida que pueda significar un perjuicio para el pueblo de Paraguay". "Pero sí vamos a tomar todas las medidas necesarias para el cumplimiento de los acuerdos de Mercosur y UNASUR: defender y proteger la democracia en nuestro continente y en todos los lugares del mundo", ha añadido.

Chile se ha mantenido en la misma línea que sostuvo ayer la Organización de Estados Americanos (OEA), al cuestionar la falta de garantías en el juicio político al que fue sometido Lugo. No es el primer país que llama a consultas a su embajador. Uruguay y Brasil han tomado la misma decisión y han llamado a Enrique Fischer y Eduardo dos Santos, mientras que Argentina ha retirado directamente al suyo, Rafael Romá.

Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela han denunciado un "golpe de Estado" y han anunciado que no reconocerán al nuevo presidente, Federico Franco.