Publicado 04/11/2021 18:48CET

Paraguay.- Las críticas de una diputada a la Reina por usar el chaleco de AECID disparan sus ventas en Paraguay

La Reina Letizia y la primera dama de Paraguay, Silvana López, durante la visita a antiguas misiones jesuitas en Encarnación
La Reina Letizia y la primera dama de Paraguay, Silvana López, durante la visita a antiguas misiones jesuitas en Encarnación - CASA S. M. EL REY

La parlamentaria considera que Doña Letizia comete un "cierto desprecio" por la vestimenta elegida

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El viaje de la Reina Letizia a Paraguay para conocer la labor que realiza en el país la Cooperación Española ha tenido un protagonista involutario, su chaleco. Las críticas vertidas por una diputada paraguaya sobre el atuendo han tenido como efecto que la empresa que los fabrica haya incrementado sus ventas.

Como en otros viajes anteriores de este tipo, la Reina ha usado durante todas sus visitas desde que aterrizó a última hora del martes en Asunción el distintivo chaleco de color rojo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Con ello Doña Letizia busca expresar su apoyo a los cooperantes españoles y la labor que realizan, en este caso en Paraguay, uno de los principales cometidos de su visita, además de transmitir la solidaridad de España con este país.

Sin embargo, la diputada Celeste Amarilla de Boccia, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), ha considerado que con su gesto la Reina comete "cierto desprecio hacia el anfitrión", en este caso Paraguay.

En una intervención en el Parlamento que ha compartido en redes sociales, la diputada asegura que la "sencillez" del atuendo de Doña Letizia hizo que casi no la reconociera la primera dama, Silvana López, cuando la recibió en el aeropuerto y denuncia que cuando viaja a otros países elige ropa mucho más cara.

"La madre patria", señaló Celeste Amarilla este miércoles, después de haber mandado vacunas contra la COVID-19 "hoy nos manda a su periodista devenida en reina, una chica de orígenes súmamente humildes, de la que se enamoró el Príncipe" para que venga a "mirar la pobreza en Paraguay para ver qué limosnas más tirarnos".

"Quizá necesitamos su dinero, pero señora Letizia, quizá merecíamos uno de los vestiditos que usted tiene en su 'closet' no el chaleco que usaba su guardia y su secretaria", sostuvo la diputada opositora.

AUMENTO DE LAS VENTAS

Sus críticas no parecen haber hecho mella entre los paraguayos, a tenor de lo que cuenta el propietario de la empresa a la que AECID encargó la confección de sus chalecos rojos en Paraguay, que asegura que están recibiendo un aluvión de pedidos.

"El teléfono no para, todos quieren 'el chaleco de la Reina'", ha contado Carlos Travieso, propietario de Fabricato Uniformes, al diario 'ABC Color', que reconoce que la polémica le ha venido bien a su empresa.

Según ha explicado, AECID encargó inicialmente 50 chalecos de distintas tallas y "después cuando les gustó ampliaron el pedido". Ahora, el teléfono de la empresa no para de sonar y no dejan de llegar pedidos. "Hay quien nos pide unitario y otros quieren 100, 200", explica. Cada chaleco cuenta 150.000 guaraníes, algo menos de 19 euros.

Desde Fabricato Uniformes reivindicaron en su Twitter que "hay para reinas, secretarias, guardias de seguridad, diputadas" y que su coste es de "150.000 guaraníes cada unidad, envío incluido, a todo el territorio nacional".

La diputada no tardó en responderles, criticando el coste por un simple chaleco, de ahí que la empresa se haya ofrecido a hacerle llegar uno de forma gratuita. "El día de mañana viernes, 5 de noviembre a las 10:00 AM estaremos en frente al Congreso Nacional de Paraguay para hacerle entrega de un chaleco", la han avisado en Twitter.

LA REINA COMPLETA SU VISITA

Entretanto, la Reina ha completado su visita durante la jornada en Asunción, tras desplazarse el miércoles a Encarnación. Su agenda ha arrancado en el Centro de Atención Familiar del Bañado Sur, centro dedicado a la prevención, atención, y dignificación de mujeres y niñas víctimas de violencia sexual y trata, ubicado en uno de los territorios del cinturón de pobreza de Asunción.

Aquí, Doña Letizia ha tenido ocasión, entre otras cosas, de visitar la zona de guardería y patio de actividades y la zona de talleres de desarrollo personal y autoestima, según ha informado Zarzuela.

En este proyecto participan Mujeres en Zona de Conflicto, AIETI y Plan Internacional. Cientos de mujeres han sido capacitadas para el empleo y autoempleo además de ser atendidas en sus necesidades sociales, psicológicas y jurídicas gracias a este centro, que también ha contado con apoyo de la Diputación de Huelva y la de Málaga.

A continuación se ha desplazado al Centro Cultural de España 'Juan de Salazar', en el que se potencia la cultura como herramienta para el desarrollo y que ha tenido especialmente en cuenta los efectos de la pandemia en el sector cultural y el turismo como motor de la reactivación económica del país.

La Reina ha presenciado la actuación del grupo de danzas folclóricas "Alas Abiertas" formado por niños, niñas y jóvenes con capacidades especiales en el marco de un proyecto pionero de experimentación y apoyo a los colectivos marginados en el acceso a manifestaciones artísticas. También ha recorrido una exposición de trabajos artesanales realizados por indígenas y ha visitado el museo "Josefina y Julián", donde se conserva una colección artística de la AECID, y un estudio radiofónico.

Posteriormente, Doña Letizia ha acudido al Centro de Entrenamiento del Emprendedor, cuyo objetivo es disminuir las barreras que encuentran las personas a través de la capacitación, asistencias técnicas con herramientas de vanguardia, apoyo y asesoramiento para la formalización orientado a la juventud. Aquí, ha recorrido el Centro Textil y Confección.

El centro opera a través de un convenio financiado por AECID a Plan Internacional España por 2,5 millones de euros con vistas a mejorar el acceso a la formación profesional y al empleo digno mediante enfoque inclusivo y diferencia.

Doña Letizia ha concluido su visita a Paraguay con un almuerzo de trabajo ofrecido en su honor por el presidente del país, Mario Abdo Benítez, con quien ya tuvo un breve encuentro tras aterrizar el martes, y la primera dama en el Palacio Residencial.

Contador