Paraguay.- Lugo acata su destitución y la tacha de un golpe "cobarde y alevoso"

Actualizado 23/06/2012 2:56:55 CET

ASUNCIÓN, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ya expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha acatado este viernes su destitución, ratificada media hora antes por Senado paraguayo, tras la celebración de un "juicio político" por los disturbios acaecidos la semana pasada en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste), donde 17 personas murieron en enfrentamientos entre campesinos y policías.

En una comparecencia ante el Congreso, Lugo ha deplorado esta destitución que ha tildado de golpe "cobarde y alevoso" iniciado por una "derecha peligrosa", en alusión Partido Liberal Radical Auténtico, que ascenderá al poder de la mano del hasta ahora vicepresidente de Paraguay, Federico Franco. "Esta noche salgo por la puerta más grande de la patria: por la puerta del corazón de mis compatriotas", ha añadido.

"Hago un profundo llamado a que cualquier manifestación sea con aristas pacíficas", ha exhortado Lugo. Partidarios y detractores del presidente destituido han protagonizado diversos enfrentamientos frente a la sede de la Vicepresidencia del Gobierno y del Congreso después de que el Senado oficializara su remoción. Medios locales informan de que no se han registrado ningún herido de consideración.

El mandatario saliente ha reprochado esta maniobra política impulsada por el principal partido de la oposición en Paraguay. "Es la historia paraguaya sin democracia la que ha sido herida profundamente Espero que sus ejecutores tengan presente la gravedad de sus hechos", ha subrayado. "No es Fernando Lugo el que es destituido, es la historia paraguaya, la democracia la que ha sido herida profundamente y transgredida", ha remachado.

"Siempre he actuado en el marco de la ley aunque esta haya sido torcida", ha afirmado Lugo en un tono solemne. "Casi 4 años de ejercer la presidencia de la República del Paraguay, hoy me despido como presidente de la República (de Paraguay), pero no me despido como ciudadano paraguayo y he de servir a esta nación allí donde me necesiten como lo había jurado", ha remarcado.

Asimismo, ha agradecido a aquellos "que pusieron su hombro, su tiempo, su valer, para consolidar esta democracia y este buen vivir en nuestro país". A éstos "de buen corazón", ha continuado, "simplemente les digo que pueden seguir contando con Fernando Lugo". Acto seguido, se ha despedido: "Muchas gracias a todos y todas por su constante apoyo y mucha fuerza. ¡Viva el Paraguay!".

Posteriormente, Lugo ha salido para comparecer ante la multitud que se agolpa en los aledaños del Congreso donde ha enfatizado en su "convicción de construir una nueva sociedad". "Estamos decididos a seguir luchando, a esta derecha peligrosa que hoy se ha apoderado del Gobierno", ha sentenciado.