Publicado 01/10/2021 17:29CET

Paraguay.- Más de 70.000 docentes paraguayos van a la huelga indefinida para exigir las promesas de ley presupuestaria

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más 70.000 docentes paraguayos han iniciado este viernes una huelga indefinida para exigir una subida salarial del 16 por ciento, prevista en la actual ley presupuestarias, después de que el Gobierno aprobara en un primer momento un incremento del 8 por ciento.

Los principales sindicatos y miles de trabajadores han marchado por las principales calles de la capital, Asunción, camino del Ministerio de Hacienda, y reclamando, entre otras cuestiones, un encuentro con el ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, quien el pasado domingo pidió a los docentes que desistieran de sus reivindicaciones.

"Son los únicos funcionarios públicos" que han recibido una subida del 8 por ciento, defendió por entonces Brunetti. "Con gran esfuerzo del Gobierno, ustedes van a recibir un aumento salarial desde el primero de octubre y van a ser los únicos que lo van a recibir", justificó.

El presidente de la Federación de Educadores de Paraguay (FEP), Silvio Piris, ha explicado que el objetivo en Asunción es marchar hacia los ministerios de Hacienda y Ecuador, mientras que los docentes del centro del país están preparados para comenzar bloqueos en las principales vías de acceso en caso de que sea necesario.

"Nosotros respetamos el libre tránsito y no queremos que terceros se ven perjudicados, pero si no tenemos respuestas" a lo largo del viernes "no se descarta" los bloqueos, ha adelantado Piris, informa el diario 'Última Hora'.

Piris ha asegurado que exigirán la comparecencia del titular de Hacienda, Óscar Llamosa Díaz, y que permanecerán a las puertas de la sede del ministerio hasta que sean recibidos. "Ojalá tengamos una respuesta favorable y el lunes estemos en las aulas nuevamente", ha confiado.

"Se va a registrar una semana muy pesada", ha dicho Piris, quien ha pedido a sus compañeros "aguantar un poco más y permanecer firmes".

Según la prensa paraguaya, la movilización del sector supone una paralización de las clases para un 1,2 millones de estudiantes.

Contador