Actualizado 08/02/2013 18:20 CET

El presidente no considera "ético" que miembros del Ejército realicen trabajos particulares

ASUNCIÓN, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente paraguayo, Federico Franco, ha reconocido este viernes que aunque sea "legal" no le parece "ético" que miembros de las Fuerzas Armadas realicen trabajos particulares, después de la muerte del candidato presidencial Lino Oviedo en un accidente de helicóptero la semana pasado.

El aparato estaba pilotado por un miembro del Ejército pero no era un vuelo militar y el guardaespaldas que acompañaba al exgeneral también era un suboficial. Los dos fallecieron junto a Oviedo en el siniestro.

En rueda de prensa en la residencia presidencial Mburuvicha Róga, ha señalado que ya ha pedido a la Armada y a la Caballería el informe sobre los militares activos que estaban al servicio de Oviedo y ha reconocido que, como comandante en jefe, no estaba al tanto de que los fallecidos estaban al servicio de un político, informan los medios locales.

Franco dice que el informe del almirante Pedro Osorio, comandante de la Armada Nacional, indica que en el caso del capitán de Navío Ramón Pico, que pilotaba el helicóptero, efectivamente tenía una autorización por escrito de parte de la Armada. "Osorio me informó que todo está de acuerdo a los contratos establecidos entre la Armada y la empresa que presta servicios", ha señalado.

En cuanto a Denis Galeano, el suboficial que estaba como guardaespaldas de Oviedo, el presidente paraguayo ha aclarado que se han pedido informes a Caballería para saber por qué se encontraba realizando esa tarea.

En otro orden de cosas, Franco ha evitado pronunciarse sobre la posibilidad de el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), al que pertenece, busque el apoyo de la Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (UNACE), que lideraba Oviedo, de cara a las elecciones generales del 21 de abril.

El presidente ha argumentado que su cargo le impide participar activamente de la campaña de su partido por lo que desconoce la respuesta a la pregunta, que según ha dicho, hay que plantearle la presidente del PLRA, Blas Llano.

"No niego mi partido y tengo unas ganas enormes de trabajar para el acto del domingo próximo, pero mi responsabilidad de estadista me inhabilita", ha señalado, en referencia al lanzamiento oficial de la campaña Paraguay Alegre, para presentar la candidatura de Efraín Alegre a la Presidencia.