Actualizado 18/07/2012 3:23:44 +00:00 CET

El Tribunal Electoral solicitará la presencia de observadores internacionales en los comicios de 2013

ASUNCIÓN, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) de Paraguay solicitará la presencia de observadores internacionales en los comicios que se celebrarán en 2013 "para evidenciar el respeto al Estado de Derecho" en el país, según ha anunciado a través de un comunicado.

Además, el presidente del TSJE, Alberto Ramírez Zambonini, ha adelantado que el próximo 21 de agosto realizará la convocatoria formal de los comicios generales y departamentales de 2013, en cumplimiento del cronograma electoral.

Entonces, los presidentes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial "ofrecerán un mensaje a la ciudadanía para ratificar el compromiso con la defensa del Estado de Derecho y el cumplimiento irrestricto de las leyes establecidas en la Constitución".

Con los comicios de 2013 se normalizará la situación en Paraguay, que vive una crisis política desde el pasado 22 de junio, cuando el Congreso destituyó a Fernando Lugo como presidente del país tras celebrar un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones.

Lugo ha denunciado que el juicio político carece de validez, no por la figura 'per se', que aparece recogida en el artículo 225 de la Constitución, sino porque se vulneró su derecho a la defensa, ya que se le dieron 24 horas para prepararla, y ha amenazado con llevar el caso a instancias internacionales.

El Gobierno y el Congreso, por su parte, rechazan la acusación del ex presidente y aseguran que el procedimiento parlamentario fue válido porque Lugo pudo ejercer su derecho a la defensa, subrayando que no agotó el tiempo que se le concedió para realizar su intervención.

Lugo ha manifestado su intención de presentarse como candidato al Senado en dichos comicios, algo que, según ha explicado este martes la Corte Suprema de Justicia, podrá hacer, si la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no califica de inconstitucional la destitución, ya que entonces, como todos los ex presidentes, será senador vitalicio.