Publicado 19/06/2020 22:48CET

El Parlamento Europeo condena la discriminación, el odio y la violencia y expresa su apoyo a las protestas antirracistas

UE.- El Parlamento Europeo condena el odio y la violencia y muestra su apoyo a l
UE.- El Parlamento Europeo condena el odio y la violencia y muestra su apoyo a l - PARLAMENTO EUROPEO - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo ha condenado este viernes la discriminación, el odio y la violencia, que "no tienen cabida en nuestras sociedades", y han expresado su apoyo a las protestas antirracistas desencadenadas en varios países a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía de Mineápolis, en Estados Unidos.

En una resolución aprobada de forma telemática con 493 votos a favor, 104 en contra y 67 abstenciones, la Eurocámara ha condenado "enérgicamente la atroz muerte de George Floyd" en Estados Unidos y otros asesinatos similares en diversos lugares del mundo.

Los eurodiputados han instado a las autoridades de Estados Unidos a atajar el racismo y las desigualdades estructurales y han rechazado la represión policial de manifestantes y periodistas pacíficos, así como las amenazas del presidente, Donald Trump, de desplegar el Ejército estadounidense para sofocar las protestas en el marco de una "retórica incendiaria".

En un comunicado, el Parlamento Europeo ha mostrado su apoyo a las manifestaciones contra la discriminación racial y ha condenado el "supremacismo en todas sus formas". Además, los eurodiputados han denunciado "los saqueos, los incendios, el vandalismo y la destrucción de bienes públicos y privados causados por algunos manifestantes violentos", al tiempo que han reclamado que se denuncie públicamente el uso desproporcionado de la fuerza y las tendencias racistas en las fuerzas del orden "allí donde se produzcan".

El texto señala que el uso de la fuerza debe ser siempre "legal, proporcionado, necesario y un último recurso", si bien destaca que "el uso excesivo de la fuerza contra multitudes contraviene el principio de proporcionalidad". Los casos de brutalidad y abusos policiales no deben quedar impunes, ha afirmado el Parlamento, que también recuerda el derecho de los ciudadanos a grabar escenas de violencia policial que puedan utilizarse como prueba.

El documento pide a los Estados miembro que pongan fin a la elaboración de perfiles raciales o étnicos en el marco del derecho penal, las medidas de lucha contra el terrorismo y los controles de inmigración.

Sobre la libertad de expresión, la resolución destaca que el discurso racista y xenófobo no está amparado por dicho derecho. Los eurodiputados han lamentado así que "fuerzas políticas extremistas y xenófobas en todo el mundo recurran cada vez más a la distorsión de hechos históricos, estadísticos y científicos y utilicen símbolos y retóricas que evocan aspectos de la propaganda totalitaria, como el racismo, el antisemitismo y el odio hacia las minorías".