Publicado 21/04/2020 21:29:30 +02:00CET

El Parlamento de Líbano aprueba el acuerdo con el BM para la lucha ante el coronavirus y legaliza el cannabis medicinal

Líbano.- El Parlamento aprueba el acuerdo con el BM para la lucha contra el coro
Líbano.- El Parlamento aprueba el acuerdo con el BM para la lucha contra el coro - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

Da luz verde a una nueva ley anticorrupción en el marco de una nueva jornada de protestas antigubernamentales

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Líbano ha celebrado este martes una sesión en la que ha aprobado el acuerdo para un préstamo del Banco Mundial (BM) para reforzar el sistema sanitario ante el coronavirus y ha legalizado el cultivo de cannabis para fines medicinales, entre otros asuntos.

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal libanesa de noticias, NNA, el acuerdo con el BM, que contempla un préstamo de 120 millones de dólares (alrededor de 110,5 millones de euros) ha sido aprobado por unanimidad.

Los fondos están destinados a fortalecer el sistema sanitario del país, presionado a causa de la pandemia, que ha dejado hasta la fecha 677 casos, sin ninguno en las últimas 24 horas, y 21 fallecidos.

El Parlamento ha aprobado además el proyecto de legalización del cultivo de cannabis para fines medicinales, en medio de las objeciones del partido-milicia chií Hezbolá y varios parlamentarios independientes, tal y como ha recogido el portal Naharnet.

El país prohíbe hasta la fecha el cultivo, venta y consumo del cannabis, si bien su producción ilícita en la región del valle de la Bekaa, una zona en la que Hezbolá cuenta con un importante peso, ha aumentado durante los últimos años.

La decisión ha sido adoptada después de que la consultora McKinsey indicara que la legalización podría generar mil millones de dólares (unos 921 millones de euros) en ingresos para el Estado, que atraviesa una difícil crisis económica.

El Parlamento ha aprobado además una ley anticorrupción durante la sesión, que se ha celebrado en medio de protestas en las calles contra el Gobierno, incluidos algunos que han recurrido a bocinazos mientras iban en coche para respetar las medidas de distanciamiento social por el coronavirus.

La sesión no se ha celebrado en la sede del Parlamento, sino en el edificio de las oficinas de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en la capital, Beirut, por motivos de seguridad.

Un convoy de vehículos ha intentado acercarse a la zona mientras los conductores coreaban 'Nuestras protestas volverán' y portaban banderas libanesas, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

"Nuestros políticos son más peligrosos que el coronavirus", ha dicho uno de los manifestantes. "No podemos permanecer confinados y dejar que nuestro Gobierno juegue como quiera con nuestras vidas", ha agregado otro.

PETICIÓN DE AYUDA INTERNACIONAL

El presidente de Líbano, Michel Aoun, hizo el 6 de abril una petición de ayuda a la comunidad internacional ante la crisis económica que atraviesa el país, ahondada por la pandemia de coronavirus.

Aoun manifestó que el país está afectado "por las dos peores crisis que han golpeado el mundo durante los últimos 75 años", en referencia a la pandemia y a la crisis de refugiados sirios.

Las protestas a nivel nacional a causa de la grave crisis económica y financiera en el país llevaron a la caída del Gobierno del ex primer ministro Saad Hariri, quien se vio forzado a dimitir en octubre.

Tras varios meses de parálisis por la falta de acuerdo, los partidos lograron conformar un nuevo Ejecutivo con Hasán Diab como primer ministro que recibió la aprobación del Parlamento en febrero.

El país cuenta con una de las deudas públicas más elevadas del mundo, por encima del 150 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que el déficit llegó al once por ciento en 2018.

Asimismo, la moneda nacional, que había estado igualada al dólar desde 1997, perdió cerca del 60 por ciento de su valor en las semanas previas a la caída del Gabinete de Hariri.