Publicado 22/12/2020 20:45CET

El Parlamento de Turquía aprueba prorrogar 18 meses el despliegue de militares en apoyo al Gobierno de unidad de Libia

Vista general del Parlamento de Turquía
Vista general del Parlamento de Turquía - -/Grand National Assembly of Tur / DPA - Archivo

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Turquía ha aprobado este martes una moción para prorrogar 18 meses el despliegue de militares en apoyo al Gobierno de unidad de Libia, principal aliado a nivel internacional de las autoridades con sede en la capital, Trípoli.

"Hay amenazas para Turquía y toda la región desde Libia y, si los ataques se reinician, los intereses de Turquía en la cuenca del Mediterráneo y el norte de África se verían afectados negativamente", recoge la moción.

"Turquía, en el marco del memorándum de seguridad y cooperación firmado con Libia, seguirá contribuyendo al entrenamiento y apoyo en consultoría a Libia", agrega, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

La moción ha sido aprobada con el apoyo del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) y el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), aliado de la formación liderada por el presidente, Recep Tayyip Erdogan. Por contra, el Partido Republicano del pueblo (CHP), el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) y el Buen Partido (IYI) han expresado su rechazo.

Ankara y el Gobierno de unidad libio firmaron en noviembre de 2019 un acuerdo de cooperación militar y otro para delimitar sus fronteras en el Mediterráneo oriental, lo que derivó en el envío de tropas turcas a Libia para repeler la ofensiva lanzada en abril de ese año contra Trípoli por Jalifa Haftar, apoyado por las autoridades asentadas en el este del país.

La intervención turca en el conflicto marcó un vuelco en la situación sobre el terreno y las autoridades de Trípoli lograron repeler la ofensiva de las fuerzas de Haftar, apoyado por Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto y Rusia, que tuvieron que replegarse hacia el este.

Desde entonces, los contactos entre las partes han derivado en un acuerdo de alto el fuego y el lanzamiento del Foro de Diálogo Político Libio (LDPF), que ha acordado que se celebren elecciones en diciembre de 2021, entre otros puntos a nivel político, militar y económico.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por Haftar.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.