Publicado 05/05/2021 15:33CET

El Parlamento de Uganda aprueba un proyecto que contempla la pena de muerte por la participación en sacrificios humanos

Archivo - Yoweri Museveni
Archivo - Yoweri Museveni - JACK TAYLOR/PA WIRE/DPA / JACK TAYLOR - Archivo

Recoge que los que inciten a esta práctica o posean restos humanos serán condenados a cadena perpetua

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Uganda ha aprobado este miércoles un proyecto de ley que contempla la pena de muerte para aquellas personas que participen en sacrificios humanos o los financie, al tiempo que criminaliza la posesión de partes del cuerpo de un asesinado para usos medicinales o para su venta.

El proyecto, que aún debe ser ratificado por el presidente del país, Yoweri Museveni, incluye en el Código Penal esta práctica, que hasta la fecha era juzgada como asesinato u otros delitos, lo que implicará un endurecimiento de las condenas, según ha informado el diario ugandés 'Daily Monitor'.

Así, define el sacrificio humano como el asesinato, mutilación o extirpación de órganos para su venta o con el propósito de su uso en rituales religiosos o prácticas de brujería, ante un aumento de esta práctica entre personas que creen que con la misma podrán lograr riqueza o poder.

El proyecto indica además que cualquier persona que incite o recomiende a una persona a usar restos humanos en un ritual o tratamiento podrá ser condenado a cadena perpetua, al igual que los que posean restos humanos, al tiempo que contempla apoyo psicosocial para los supervivientes y compensaciones para ellos en ciertos casos.

Entre los casos recientes que más indignación provocaron en el país figura el asesinato, demembramiento y mutilación en 2008 de un niño de doce años cuyo torso fue hallado en un pantano. El caso derivó en la condena por asesinato contra un empresario que buscaba con el ritual lograr más poder y que sus negocios fueran exitosos.

En este sentido, la presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, ha indicado que el proyecto busca dar justicia a las víctimas. "A veces, cuando delegaciones de niños vienen a visitarme en el Parlamento, me preguntan 'dónde está la justicia para Kasirye", ha desvelado, en referencia al niño asesinado en 2008, Joseph Kasirye.

"Creo que hoy podemos responder a esa pregunta y decir que el Parlamento ha generado una vía para la justicia para Kasiriye y otras víctimas como él", ha defendido Kadaga.

La líder de la oposición en el Parlamento, Betty Aol Ocan, ha recalcado que no entiende por qué la población participa en el sacrificio ritual de niños. "¿Vais a ver a un brujo para que os dé riqueza mientras él vive en una choza?", se ha preguntado.

La mayoría de los casos de sacrificios humanos han tenido entre sus víctimas a albinos o personas con determinadas características físicas, además de niños.