Publicado 30/09/2020 15:54CET

Las partes en conflicto en Libia piden reanudar los contactos a nivel militar y liberar "inmediatamente" a los detenidos

Libia.- Las partes en conflicto piden reiniciar los contactos a nivel militar y
Libia.- Las partes en conflicto piden reiniciar los contactos a nivel militar y - Cia Pak/UN General Assembly/dpa - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las delegaciones de las partes enfrentadas en Libia han abogado tras sus recientes reuniones en Egipto por el reinicio de los contactos en la comisión militar conjunta en formato 5+5 a partir de la semana que viene, así como la liberación "inmediata" de los detenidos, en el marco de los esfuerzos para poner fin al conflicto.

La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha detallado a través de un comunicado que las discusiones en la ciudad de Hurghada "han estado marcadas por un espíritu de responsabilidad, transparencia y confianza mutua" y han abordado "varios asuntos importantes a nivel militar y de seguridad".

Así, ha manifestado que los encuentros se han saldado con una serie de "recomendaciones importantes", entre las que figuran igualmente adoptar medidas para "intercambiar, antes de finales de octubre, a todos los detenidos durante las operaciones militares a través de la formación de comités especializados".

Estas recomendaciones incluyen igualmente "detener todas las campañas de discurso de odio, reemplazar la narrativa de odio e incitación por un discurso de tolerancia y reconciliación y rechazar la violencia y el terrorismo".

Las delegaciones han abogado además por "acelerar la reapertura del tráfico aéreo y las líneas de transporte por tierra en todas las ciudades libias para garantizar la libertad de movimiento de todos los ciudadanos", así como enviar las funciones de la Guardia de Instalaciones de Petróleo (PFG) ante la comisión 5+5.

Este último punto ha recibido una especial relevancia, debido al impacto sobre la economía de los bloqueos en los campos petroleros por parte de milicias de las PFG alineadas con el general Jalifa Haftar, vinculado con las autoridades asentadas en el este del país.

La UNSMIL ha expresado su "sincera gratitud" a Egipto y a las delegaciones por esta "importante ronda de conversaciones" y ha dicho que "espera que este acontecimiento positivo contribuya a allanar el camino hacia un acuerdo final y duradero de alto el fuego".

Las partes en conflicto han mantenido varias reuniones en las últimas semanas en Suiza y Marruecos que han permitido acercar posturas. Tras las mismas, el primer ministro del Gobierno de unidad, Fayez Serraj, ha mostrado su disposición a dimitir y traspasar los poderes a un nuevo organismo ejecutivo a finales de octubre, como máximo.

Las autoridades de Trípoli y las del este de Libia deberían pactar una nueva estructura de consejo presidencial que unifique a las dos administraciones enfrentadas y convoque elecciones para intentar poner fin al conflicto en el país.

Con ayuda militar de Turquía, el primer ministro, cuyo Gobierno controla solo algunas partes del oeste de Libia, consiguió el pasado junio repeler la ofensiva de Haftar --apoyado por Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Rusia--, para hacerse con Trípoli.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador