Publicado 22/04/2021 18:23CET

El partido Comunes señala que las palabras de Colombia en la ONU ponen "una diana en la cabeza" a los exguerrilleros

Manifestación del partido Comunes
Manifestación del partido Comunes - ERIC CORTÉS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El partido Comunes, surgido tras la desaparición de las FARC, ha señalado este jueves que las recientes declaraciones de la ministra de Asuntos Exteriores, Claudia Blum, en la ONU acusándoles de ser responsables del surgimiento de las disidencias, "les pone una diana en la cabeza" a quienes dejaron las armas.

"Las declaraciones de la señora Blum son lapidarias, nos ponen una diana en la cabeza al responsabilizarnos por las acciones de otros. La canciller está cumpliendo órdenes del uribismo para sabotear el proceso de paz", ha denunciado.

Comunes ha censurado las palabras de la ministra Blum durante su intervención el miércoles ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en donde aseguró que el Estado colombiano no es el único responsable del incumplimiento de los acuerdos de paz de 2016, sino también "de la antigua guerrilla, convertida ahora en partido político".

"Es la canciller enemiga de la paz siguiendo la estrategia del uribismo que pretende acabar con el acuerdo y que vuelva la guerra como estrategia electoral. El Gobierno incumple el acuerdo, permite asesinatos y además los alienta por medio de acusaciones temerarias por parte de la canciller Blum", ha enfatizado la formación.

Por su parte, el secretario general de Comunes, Rodrigo Londoño, ha apuntado que dichas palabras no solo "faltan a la verdad", sino que también "atentan contra la vida y la honra" de aquellos que trabajan por la paz.

"Su discurso falta a la verdad y pone una diana en la cabeza de los miles de firmantes del Acuerdo de Paz que estamos comprometidos con el cumplimiento de lo acordado, a pesar de los incumplimientos permanentes de este Gobierno", ha señalado también en Twitter Londoño.

"He recibido llamadas de cuerpos diplomáticos de todo el mundo para expresarme su solidaridad a raíz de las declaraciones de la canciller Blum. Conocen la realidad del país. Lo más difícil ha sido tener que explicar que efectivamente la señora Blum es la canciller. Cuesta creerlo", ha contado.

En ese sentido, Humberto de la Calle, quien fue uno de los negociadores del Gobierno de Colombia en los acuerdos de paz de La Habana, ha alertado de que esa afirmación de Blum es "inaceptable" y "pone en riesgo la vida de los excombatientes".

"¿De modo que los que entregaron las armas y están cumpliendo, ¿tienen que responder por los desertores? ¿A quién le cabe en la cabeza?", se ha preguntado De la Calle en su cuenta de Twitter.

"Protesto por las afirmaciones de la canciller. Pone en riesgo la vida de excombatientes que dejaron las armas. Es la negación del acuerdo. Es una provocación. Exijo retractación", ha enfatizado.

Las palabras de Blum se produjeron este miércoles mientras las autoridades colombianas confirmaban el asesinato de otros cuatro guerrilleros desmovilizados y la líder indígena Sandra Peña.

Después de estos últimos cuatro asesinatos, son ya 268 el número de antiguos guerrilleros que optaron por acogerse a los acuerdos de paz que han perdido la vida a manos de las propias disidencias, los escuadrones paramilitares y las organizaciones del narcotráfico, quienes ansían los espacios en los que muchos de los desmovilizados inician sus planes de reinserción.

Contador