Publicado 04/03/2021 13:47CET

El partido del ex primer ministro Isaac Zida deja la oposición y aboga por la reconciliación nacional en Burkina Faso

Archivo - El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré
Archivo - El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré - LI XUEREN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Patriótico para la Salvación (MPS) del ex primer ministro y líder interino del país en 2014 Yacouba Isaac Zida, ha anunciado que abandona la oposición para sumarse a las filas de la mayoría parlamentaria, tras las elecciones presidenciales celebradas en noviembre, en las que el presidente, Roch Marc Christian Kaboré, logró un segundo mandato al frente del país.

El presidente del MPS, Augustin Loada, ha señalado en un comunicado que el partido "ha elegido sumarse a la mayoría, en línea con la historia postcolonial y reciente". "A estas lecciones de historia se suma un imperativo, el de la reconciliación nacional", ha manifestado.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a Zida para que "se una a un proceso de transición nacional iniciado por el presidente y su Gobierno", antes de agregar que el partido "asume la difícil pero necesaria apuesta de la reconciliación".

De esta forma, el MPS se ha mostrado "convencido" de que "las relaciones positivas, y no las negativas, pueden crear un clima más propicio para construir un Burkina Faso mejor", lo que "está en el corazón de su proyecto político", según ha recogido el portal burkinés de noticias Infowakat.

El MPS había decidido que su presidente honorífico fuera su candidato en las presidenciales e inició contactos con las autoridades para que permitieran su regreso al país, después de viajar a 2016 a Canadá para visitar a su familia con un permiso del presidente.

Sin embargo, pese a que estaba previsto que volviera a Burkina Faso, decidió quedarse en el país norteamericano, por lo que el presidente anunció que sería expulsado del Ejército por deserción. Asimismo, ha sido acusado de corrupción y de reprimir las protestas contra Compaoré como parte del Regimiento de Seguridad Presidencial (RSP).

Zida se convirtió en jefe de Estado interino en noviembre de 2014 tras el levantamiento contra Compaoré, si bien fue reemplazado semanas después por Michel Kafando, un civil, quien le nombró posteriormente como primer ministro.

En septiembre de 2015 fue detenido brevemente durante un intento de golpe de Estado militar, si bien fue posteriormente liberado y volvió a su cargo una semana después, antes de su dimisión a finales de diciembre de ese mismo año tras la victoria electoral de Kaboré.

Kaboré logró un segundo mandato en primera vuelta, quedando por delante del opositor Eddie Komboigo, cercano a Compaoré, quien se hizo con el 15,48 por ciento de los apoyos; y Zéphirin Diabré, quien recabó el 12,46 por ciento de las papeletas. Zida quedó en octavo y penúltimo lugar con el el 1,52 por ciento.