El partido gubernamental de Brasil rechaza hacer líder de la formación en la Cámara de Diputados al hijo de Bolsonaro

Publicado 18/10/2019 2:03:38CET
Eduardo Bolsonaro
Eduardo Bolsonaro - REUTERS / ADRIANO MACHADO - Archivo

BRASILIA, 18 Oct. (Reuters/EP) -

El Partido Social Liberal (PSL) de Brasil, que actualmente ocupa el Gobierno del país, ha rechazado este jueves que Eduardo Bolsonaro, el hijo del presidente Jair Bolsonaro, se convierta en el líder del partido en la Cámara de Diputados de Brasil, la Cámara Baja del Congreso Nacional de Brasil.

Bolsonaro, que ha transitado entre ocho partidos distintos durante sus 28 años en el Congreso brasileño antes de unirse al PSL en 2018, pidió a sus aliados el miércoles que apoyaran a su hijo para tratar de deponer al actual líder del PSL en la Cámara Baja, Delegado Waldir, aliado del presidente del partido, Luciano Bivar. Waldir ocupa el puesto aún.

Así, el PSL ha quedado dividido entre los miembros que respaldan a Bivar, y que son mayoría, y los que quieren que Bolsonaro y sus hijos controlen el partido. Esta circunstancia puede fragmentar más la base legislativa de la extrema derecha.

Actualmente, el PSL está investigado por fraude financiero durante la campaña electoral y ya se han presentado cargos contra el ministro de Turismo de Brasil, Marcelo Álvaro Antonio. La Policía brasileña registró la oficina de Bivar el martes, pero él negó haber actuado incorrectamente.

Están en juego más de 84 millones de euros (94 millones de dólares) en fondos para la campaña de las elecciones municipales. Quien controle el partido puede usar los fondos para la campaña y para constituir alianzas para las generales de 2022, cuando Bolsonaro pueda presentarse a la reelección.

Si la facción de Bolsonaro se escindiera para unirse a otro partido, perdería los fondos para la campaña. Si sus patrocinadores pudieran cambiar de partido sin perder su parte de la financiación de la campaña, Bolsonaro probablemente podría llevarse a la mitad de los 53 representantes del PSL en el Congreso a otro partido, según el consultor político Leonardo Barreto.

Para leer más