Publicado 13/07/2021 15:19CET

El partido gubernamental de Costa de Marfil pide a Gbagbo que se una al proceso de diálogo impulsado por el presidente

Archivo - El expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo.
Archivo - El expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo. - INTERNATIONAL CRIMINAL COURT - Archivo

Recalca que "es Gbagbo quien debe unirse a este proceso iniciado por el presidente y no al contrario"

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El partido gubernamental de Costa de Marfil ha hecho un llamamiento al expresidente Laurent Gbagbo a participar en el proceso de diálogo nacional puesto en marcha por el actual mandatario, Alassane Ouattara, y ha resaltado que la formación no está preocupada por la alianza entre Gbagbo y el también expresidente Henri Konan Bédié.

El secretario ejecutivo de la Agrupación de Houphouetistas por la Democracia y la Paz (RHDP), Adama Bictogo, ha destacado la "buena fe" de Ouattara a la hora de iniciar contactos para abordar un proceso de reconciliación y ha manifestado que "es Gbagbo quien debe unirse a este proceso iniciado por el presidente y no al contrario".

Así, ha reclamado al expresidente que "tenga respeto" por Ouattara y ha rechazado las críticas a Ouattara por su decisión de presentarse a un tercer mandato en 2020, que desencadenó una grave crisis política e institucional, según ha recogido el diario marfileño 'Fraternité Matin'.

"Sólo tenemos respeto por los antiguos jefes de Estado. Les pedimos que respeten al presidente, Alassane Ouattara. No se le impondrá nada. No aceptaremos que se burlen de Ouattara", ha dicho, en respuesta a las declaraciones formuladas por ambos tras su histórico encuentro durante el fin de semana.

Bictogo ha criticado además a Gbagbo por "no tener palabras de arrepentimiento por los muertos" ni "remordimientos" después de volver al país, diez años después de ser capturado y entregado al Tribunal Penal Internacional (TPI) por su papel en la guerra civil que estalló tras las elecciones de 2010, en las que se negó a reconocer su derrota frente a Ouattara.

Por último, ha hecho hincapié en que la alianza forjada por Gbagbo y Konan Bédié "es de circunstancias" y ha argüido que "no puede prosperar, dado que están marcados por sus propios intereses". "Son dos personalidades opuestas", ha añadido, tal y como ha recogido el portal de noticias Koaci.

Konan Bédié indicó en un comunicado tras su reunión con Gbagbo que el encuentro que la reunión supone "un hito histórico" y "un nuevo día para que el país cante un nuevo cántico, el cántico de la hermandad reencontrada, para andar juntos hacia una nueva Costa de Marfil".

"Este gran proyecto pasa necesariamente por la puesta en marcha de un proyecto de reconciliación verdadero entre los marfileños a través de un diálogo nacional inclusivo, dado que el país no puede hacerse únicamente con la economía", arguyó el expresidente, quien pidió a Ouattara "una voluntad fuerte" para abordar este proceso.

El Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI) de Konan Bédié fue aliado de Ouattara durante las elecciones de 2010, que derivaron en una guerra civil ante la negativa de Gbagbo de reconocer su derrota, si bien en la actualidad es una de las principales formaciones opositoras tras distanciarse del presidente.

En la actualidad forma parte de una coalición de partidos con el Frente Popular Marfileño (FPI) de Gbagbo, en parte por la decisión de Ouattara de presentarse a un tercer mandato al frente del país, que consideran inconstitucional, si bien el distanciamiento empezó años antes.

Por su parte, Gbagbo llegó a Abiyán el 17 de junio, cerca de una década después de ser detenido y extraditado al TPI para ser juzgado por su responsabilidad en la guerra civil, procedimientos en los que fue finalmente absuelto, allanando su vuelta al país africano.

El regreso de Gbagbo al país fue posible después de que las autoridades marfileñas le devolvieran en diciembre su pasaporte tras la absolución por parte del TPI de los cargos por crímenes contra la Humanidad presentados contra él por su papel en la crisis postelectoral entre 2010 y 2011.

Contador