Publicado 30/05/2021 09:59CET

El partido Nueva Esperanza rechaza una oferta de Netanyahu para impedir una nueva coalición que le sacaría del poder

Archivo - HANDOUT - 14 April 2021, Israel, Jerusalem: Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu lays a wreath during an official ceremony at Mount Herzl military cemetery, marking Israel's Memorial Day "Yom Hazikaron", to commemorate Israel's fallen servi
Archivo - HANDOUT - 14 April 2021, Israel, Jerusalem: Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu lays a wreath during an official ceremony at Mount Herzl military cemetery, marking Israel's Memorial Day "Yom Hazikaron", to commemorate Israel's fallen servi - -/GPO/dpa - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El partido israelí de centro-derecha Nueva Esperanza, que lidera Gideon Saar, ha rechazado una oferta de última hora del primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, para impedir la formación de una nueva coalición que le sacaría efectivamente del poder.

Netanyahu se encuentra ahora mismo acorralado ante el anuncio, casi inminente, según varios medios israelíes, de una coalición que abarcaría buena parte del espectro político israelí, y liderada por el movimiento religioso conservador Yamina y el partido de centro Yesh Atid.

En declaraciones recogidas por el diario 'Yedioth Aharonoth', Saar ha confirmado que ha rechazado la oferta de Netanyahu, que le proponía un mandato rotatorio 'a tres' con el líder de Yamina, Naftali Bennett, y él mismo. "Estábamos y seguimos comprometidos con cambiar el régimen de Netanyahu, y vamos a actuar en consecuencia", ha aseverado.

La coalición que preparan Bennett y el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, abarcaría partidos de derecha (el movimiento Yamina, Yisrael Beytenu y Nueva Esperanza), centro (Yesh Atid, la coalición Azul y Blanco) e izquierda (los laboristas, Meretz), con el apoyo indirecto del partido árabe islamista Raam, en un Gobierno de unidad que buscaría sacar a Israel de dos años de caos político, encabezar la recuperación del país del coronavirus y curar las divisiones sociales en una nación profundamente dividida.

Este llamado "bloque del cambio", con seis de los siete escaños de Yamina, contaría con 57 diputados que, sumado al respaldo tácito de Raam, conseguirían una mayoría de 61 escaños en la Knesset, el Parlamento israelí, lo que permitiría la formación de un gobierno.

Según el Canal 12 de la televisión israelí y Kan News, Bennett ha resuelto unirse a Lapid para formar un mandato conjunto por el que Bennett ejercería como primer ministro hasta septiembre de 2023, para ser sucedido inmediatamente por Lapid, que asumiría el cargo hasta noviembre de 2025.

El anuncio podría tener lugar este mismo domingo por la noche, según estos medios, y Lapid -- que ahora mismo tiene mandato para formar gobierno -- podría visitar mañana al presidente del país, Reuven Rivlin, para informarle del éxito de las conversaciones. Si fracasan, el mandato de Lapid expirará en cuatro días, plazo tras el cual el país se vería abocado, en medio del cansancio popular, a sus quintas elecciones en dos años.

Contador