Publicado 18/10/2021 17:32CET

P.Bajos.- El sospechoso del asesinato del periodista neerlandés Peter de Vries guarda silencio en su primera audiencia

Altar improvisado en una de las calles de Ámterdam en homenaje al periodista de investigación Peter R. De Vries, asesinado en julio.
Altar improvisado en una de las calles de Ámterdam en homenaje al periodista de investigación Peter R. De Vries, asesinado en julio. - CHARLES M VELLA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El principal sospechoso del asesinato en julio del periodista de investigación neerlandés Peter R. de Vries ha preferido guardar silencio durante su primera comparecencia este lunes ante el tribunal de Ámsterdam que le está juzgando junto a una segunda persona que le habría ayudado a escapar.

"No tengo nada que declarar", ha asegurado el presunto asesino de De Vries, Delano G., de Rotterdam, quien se ha cruzado de brazos tras responder de esta manera a las preguntas de la Fiscalía.

El otro acusado es Kamil E., de origen polaco, quien ha insistido en su inocencia. No maté a nadie y no vi ningún arma". La Fiscalía sostiene que condujo el coche que ayudó a huir a Delano del escenario del crimen.

"Estaba conduciendo cuando llegó la Policía. Salí, tuve que tumbarme en el suelo y no sabía por qué. No fue hasta que llegué a la comisaría que me dijeron que era sospechoso de asesinato", ha declarado Kamil durante la sesión de este lunes, informa el diario 'De Volkskrant'.

De Vries, uno de los periodistas más conocidos de Países Bajos, recibió cinco disparos el 6 de julio, incluido uno en la cabeza, poco después de participar en la retransmisión de un programa radiofónico de la emisora RTL Boulevard.

La Fiscalía sostiene que hay pruebas más que suficientes que confirmarían la autoría del crimen por parte de los dos sospechosos. Así, además de las grabaciones de cámaras de seguridad de la zona, en los registros posteriores se han encontrado varias armas de fuego, entre las cuales había una ametralladora, y hasta 50.000 euros en efectivo, que se sospecha podría ser el pago por el asesinato.

La sesión de este lunes ha sido una primera toma de contacto para tratar sobre todo algunas cuestiones de procedimiento, pues se espera que el juicio final dé comienzo a partir del verano de próximo año.

De Vries, de 64 años, ha cubierto numerosos acontecimientos a lo largo de su carrera, algunos de ellos muy mediáticos, como el secuestro en 1983 del magnate de la cerveza Freddy Heineken, la desaparición de la estudiante estadounidense Natalee Holloway en 2005 o el caso Marengo, en el que se investiga, entre otros, a Ridouan Taghi, uno de los mayores narcotraficantes de Europa y el norte de África.

El periodista ya había sido amenazado en anteriores ocasiones, recuerda 'De Volkskrant', diario al cual De Vries confirmó en 2019 que la Policía le había informado de que había sido incluido en "una lista" elaborada por Taghi. "Ha ordenado mi liquidación por declaraciones críticas hacia él", contó.