Publicado 06/07/2021 15:08CET

P.Bajos.- El Supremo de Países Bajos condena al líder ultraderechista Wilders de insultar a los marroquíes

Archivo - 17 March 2021, Netherlands, Den Haag: Geert Wilders, leader and sole member of the Party for Freedom (PVV), speaks to the media after the results of the parliamentary elections. Dutch Prime Minister Mark Rutte and his right-wing liberal VVD part
Archivo - 17 March 2021, Netherlands, Den Haag: Geert Wilders, leader and sole member of the Party for Freedom (PVV), speaks to the media after the results of the parliamentary elections. Dutch Prime Minister Mark Rutte and his right-wing liberal VVD part - Bart Maat/ANP/dpa - Archivo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Países Bajos ha ratificado este martes el fallo que halla culpable al líder del partido ultraderechista Partido por la Libertad (PVV), Geert Wilders, de insultar a los marroquíes durante un mitin pronunciado en 2014.

El fallo del Supremo holandés tiene lugar después de que Wilders presentara una apelación contra un fallo anterior, dictado por el Tribunal de Apelación, y señala que "un político también debe adherirse a los principios básicos del Estado de Derecho y no debe incitar a la intolerancia".

Asimismo, la sentencia, que no ha examinado el fondo del caso, sino únicamente el procedimiento del Tribunal de Apelación de la Haya, indica que Wilders habló "deliberadamente" de los marroquíes y no mencionó que se refería a los "criminales", como explicó después, según un comunicado del Tribunal Supremo.

"Es cierto que un político debe poder plantear asuntos de interés general, aunque ofenda o moleste a los demás, pero eso no altera el hecho de que tiene la responsabilidad en el debate público de evitar que difunda declaraciones contrarias a la ley y con los principios fundamentales del Estado constitucional democrático", agrega el fallo, que insiste en que la forma en la que Wilders hizo sus declaraciones es "innecesariamente ofensiva" y "excede los límites de la ley".

El fallo, no obstante, no implica la imposición de una pena, ya que ratifica el fallo anterior, que lo encontró culpable de insultar a los marroquíes pero sin incitar al odio, por lo que no le impuso pena alguna. Wilders todavía puede solicitar una impugnación en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

A juicio del político ultraderechista, el fallo muestra que "el Estado de Derecho está en quiebra". "Esto es una vergüenza", ha agregado, antes de censurar que "si te llamas (el primer ministro de Países Bajos, Mark) Rutte puedes mentir, pero si eres líder de la oposición serás condenado".

"Esto es arbitrariedad. Esto ha sido un proceso político", ha añadido, subrayando que, sin embargo, el fallo no le "va a importar". "No existe para mí", ha remachado, según ha recogido el diario holandés 'Algemeen Dagblad'.

Wilders pronunció estas declaraciones en 2014, durante un mitin. Preguntó a su audiencia si querían "más o menos marroquíes". El público comenzó a cantar que "menos" y el respondió que su partido "arreglaría eso". El político ha reiterado que este proceso judicial era un "juicio político" en el que la Fiscalía habría "colaborado" con otros políticos para condenarle.

Contador