Actualizado 15/01/2012 04:02 CET

Pérez Molina desvela las claves de su mandato

El Presidente De Guatemala Otto Perez Molina
Foto: JORGE LOPEZ / REUTERS

CIUDAD DE GUATEMALA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha fijado este sábado en su discurso inaugural como sus objetivos el combate de la criminalidad en el país, cuyo índice es el más alto en Centroamérica, así como del narcotráfico y de la desnutrición.

   "Estoy dispuesto a hacer cualquier sacrificio para defender la vida de todos los guatemaltecos y guatemaltecas", ha declarado Pérez Molina. "Con la Ley en la mano", el Gobierno combatirá la criminalidad que "hoy está castigando al pueblo de Guatemala", ha añadido.

   Para ello, Pérez Molina ha anunciado que creará dos nuevos cuerpos especiales en el Ejército, que estarán destinadas a luchar contra la inseguridad en el país y en las zonas fronterizas. Otras cinco instancias serán creadas con el fin de "garantizar los derechos fundamentales y el debido proceso" de éstos.

   Pérez Molina también ha puntualizado sobre la importancia de la lucha contra el narcotráfico en Guatemala e incluso en Centroamérica, para lo cual ha instado a México, Colombia y "especialmente a Estados Unidos" para sumarse a su campaña.

   Por otra parte, el nuevo presidente guatemalteco ha incidido en los asuntos de índole social, entre ellos la desnutrición. En Guatemala, mueren unos 50 niños cada día y ha prometido que el Gobierno creará la infraestructura necesaria para erradicar dicho problema. Una de ellas, ha precisado, será el Ministerio de Desarrollo Social, de nueva creación.

   Asimismo, Pérez Molina ha criticado al anterior Ejecutivo por la gestión de los recursos nacionales realizada y ha asegurado que su gabinete trabajará bajo los valores de la honradez, el respeto y la transparencia, según ha recogido la cadena Telesur.

   En un acto celebrado en el Domo Polideportivo de Ciudad de Guatemala, Pérez Molina ha sido investido como nuevo presidente guatemalteco. De acuerdo con el protocolo oficial, el presidente saliente, Álvaro Colom, ha hecho entrega de las insignias presidenciales al jefe del Ejecutivo, Gudy Rivera. Seguidamente, su sucesor, en presencia de líderes internacionales y funcionarios gubernamentales, Pérez Molina ha jurado ante la Constitución.