Actualizado 17/03/2015 09:56 CET

La periodista que reveló la 'Casa Blanca' mexicana promete "dar batalla"

Mansión que atribuyen a Peña Nieto.
YOUTUBE

MÉXICO DF, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La periodista mexicana Carmen Arístegui, que reveló una polémica mansión propiedad de la primera dama, Angélica Rivera, ha denunciado que su despido de la emisora fue un acto "injustificado" y ha prometido "dar batalla" para luchar por la "libertad de expresión".

Arístegui reveló en noviembre de 2014 que la esposa del presidente, Enrique Peña Nieto, tenía una millonaria residencia adquirida a un contratista del Gobierno.

El conflicto entre la periodista y MVS surgió a raíz de la decisión de Arístegui de unirse al proyecto Mexicoleaks. La emisora dijo que había usado el nombre de la radio sin contar con facultades para ello y sin consultarlo con la administración, por lo que ordenó su despido y el de dos colaboradores.

"Nuestros abogados nos dicen que no tienen derecho hacer lo que nos están haciendo", ha afirmado este lunes Arístegui, quien ha advertido ante los medios de que va a "dar la batalla". "Este equipo de periodistas está decidido a dar su la batalla por la libertad de expresión", ha añadido.

En el marco de una reunión con sus colaboradores junto a la sede de la emisora, Arístegui ha advertido de que su despido "tiene los vicios de haber sido planeado con mucha anticipación, con muchos recursos y con mucho poder", según el periódico Milenio.

CASA BLANCA

La publicación de la existencia de la llamada 'Casa Blanca' de la esposa del presidente, la actriz Angélica Rivera, forzó a ésta a poner en venta los derechos de la casa, que todavía no había terminado de pagar y que aseguró haber comprado con lo que había ganado a través de su trabajo.

La casa había sido adquirida a Grupo Higa, subsidiaria de una empresa integrante de un consorcio que había ganado una millonaria licitación para la construcción de un tren de alta velocidad que fue cancelada tras la publicación.

Días después, otros medios revelaron que también el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, había comprado una casa a Grupo Higa y que el propio mandatario poseía una propiedad adquirida a otro contratista beneficiado con contratos de obra cuando era gobernador.