Actualizado 15/10/2018 12:24 CET

¿Qué es el peronismo y por qué ha conseguido perdurar en el tiempo?

Juan Domingo Perón
SECRETARÍA DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN DEL GOBIERNO
   

   BUENOS AIRES, 8 Oct. (Notimérica) -

   No es fácil entender para un no argentino qué es el peronismo ni para un argentino explicarlo. ¿Es el peronismo de izquierdas?, ¿de derechas?, ¿tiene un ideario doctrinal claro?, ¿está cerca del populismo?, ¿cabría aplicarlo fuera de Argentina? Son muchas las preguntas que sobre este fenómeno político podríamos hacernos y, posiblemente, pocas las respuestas claras que encontraremos.

   La Real Academia de la Lengua Española define peronismo como el movimiento político argentino surgido a mediados del siglo XX en torno a la figura de Juan Domingo Perón.

   A partir de aquí, lo único en lo que coinciden todos los sociólogos e historiares es en que el peronismo sólo se explica bajo una forma de liderazgo fuerte y carismático. Luego cabe todo o casi todo. Hay un peronismo de izquierdas y otro de derechas, a veces adopta formas sindicales y otras más favorables al empresariado, puede ser neoliberal o intervencionista.

ESPACIO COMÚN

   El historiador, e investigador principal del Consejo Nacional Argentino de Investigaciones Científicas y Técnicas hasta 2014 y profesor de la Universidad de Buenos Aires, Luis Alberto Romero, concede al peronismo un arco de actuación tan amplio que lo llega a definir como un espacio común. "No existe un programa, una idea o siquiera un sentimiento. Tampoco hay una organización, sino muchas, que compiten y acuerdan. Lo que sin duda existe es un espacio común, más cultural que político, donde propuestas y liderazgos comparten valores, lenguajes, eslóganes, guiños y sobreentendidos que eventualmente facilitan la articulación. Ese espacio común es el peronismo", afirma.

   Incluso los más fervientes peronistas y seguidores incondicionales del legado político del General llevan al extremo este espacio común del que habla Romero e identifican peronismo con Argentina, más allá de limitaciones ideológicas. "El peronismo es Argentina y si Argentina varía, varía el peronismo", con lo que justifican la amplitud del ideario doctrinal del movimiento.

CUÁNDO NACIÓ EL PERONISMO

   Suele nombrarse al 17 de octubre de 1945 como la fecha en la que nació el peronismo. Ese día, una inmensa cantidad de gente se reunió en la Plaza de Mayo de la ciudad de Buenos Aires para exigir la liberación de Perón, que había sido forzado a renunciar a los cargos que ocupaba durante el gobierno de facto del presidente Edelmiro Farrell --resultante del golpe de estado del 43 en el que el propio Perón había participado-- y luego arrestado por militares que se oponían a sus políticas.

   Perón fue liberado esa misma noche tras alcanzarse un acuerdo entre los peronistas y los golpistas del 43 -excompañeros de Perón- por el que Perón se comprometía a dejar el gobierno militar a cambio de que éste convocase elecciones. Ambas partes cumplieron y las elecciones se convocaron para el 24 de febrero de 1946.

   Perón no tenía partido político y fue presentado como candidato a la Presidencia de la Nación por el Partido Laborista, partido de reciente creación presidido por Luis Gay y de tendencia sindicalista revolucionaria. Perón gana claramente esas elecciones y las siguientes de 1951 y preside el país.

   En este periodo, que finaliza con el golpe de estado de 1955 que derroca a Perón, todos los historiadores coinciden en señalar que el peronismo se caracterizó por la promoción de los derechos sociales -conquista de derechos políticos para las mujeres-- y laborales, con un fuerte perfil sindical favorable a la clase trabajadora.

EVA PERÓN

   En esta primera época, su mujer, Eva Perón, jugó un papel muy importante hasta 1952, fecha de su fallecimiento. Eva Perón, para muchos "más peronista que Perón", conquista para la causa, con su activismo y militancia, a los sectores más humildes del país y a la mujer argentina que la adopta rápidamente como icono de los logros sociales conseguidos.

   Un deterioro económico y social del país provoca el golpe de estado de 1955 que derroca a Perón y le obliga a exiliarse. Durante los siguientes años en Argentina se suceden gobiernos resultado de golpes de estado o de elecciones en las que no se permite participar libremente al peronismo. Es durante estos años de ausencia física de Perón, cuando en Argentina van surgiendo diversos peronismos que explican la amplitud de la doctrina peronista y el extenso arco político que empieza a ocupar.

   El 23 de septiembre de 1973 se celebran las primeras elecciones, desde su derrocamiento en 1955, en las que se permite presentarse al General Perón. Perón las gana por amplia mayoría pero el peronismo ya no es sólo uno, tiene diversos sectores internos enfrentados entre sí que defienden ya no sólo posiciones diferentes sino en muchos casos antagónicas.

PERONISMO SIN PERÓN

   ¿Hubiese podido Perón reconducir y unificar el peronismo en torno a él? La pregunta nunca tendrá respuesta porque el General falleció el 1 de julio de 1974, por lo tanto sin el tiempo necesario para tratar de conjuntar su ya policéfalo movimiento.

   Tras su muerte, la que entonces era su esposa, María Estela Martinez de Perón, asume la Presidencia por su carácter de vicepresidenta de la Nación.

   Con la muerte de Perón, el peronismo sin Perón o neoperonismo, que en realidad nace en 1955, es claramente un movimiento ya dividido en varios partidos políticos (el principal el Justicialista, heredero del Partido Peronista a partir de 1971 al prohibirse por Ley que los partidos contuvieran en su nombre designaciones personales o derivados) bajo cuya doctrina se han presentado propuestas de izquierda y de derecha que resultan contradictorias pero que ha sabido sobrevivir a su creador y hacerse imprescindible para garantizar la gobernabilidad de Argentina.

   En definitiva, el peronismo ha trascendido al propio Perón dando origen a diversos peronismos (consideración que muchos dan al menemismo y al kirchnerismo), mutando, refundándose y adaptándose constantemente pero siempre consiguiendo ser -por lo menos hasta ahora- imprescindible en el escenario político de Argentina de los últimos 70 años.

   

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   

Previa YoutubeCargando el vídeo....