Actualizado 30/05/2012 07:51 CET

Perú.- El alcalde de Espinar se encuentra en "situación de reserva" para evitar ser detenido

LIMA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de la provincia peruana de Espinar, en el departamento de Cuzco, Óscar Mollohaunca, se encuentra en "situación de reserva" --clandestinidad-- después de que el fiscal provincia, Héctor Herrera, haya anunciado que se ha abierto una investigación contra el gobernador y otros líderes sociales por su papel en la huelga indefinida que vive la región.

"No sé cómo llamarlo, pero estoy en una situación de reserva y no estoy acudiendo a la Municipalidad Provincial de Espinar", ha dicho Mollohaunca. "Yo quiero las garantías, las condiciones, de un debido proceso para ponerme a derecho, porque en estas circunstancias no existen tales condiciones porque (los dirigentes) están siendo violentamente reprimidos y no sabemos qué pasará todavía. Es una denuncia y un reclamo que hago ante el país", ha subrayado.

Así, Mollohaunca ha tildado de "contradicción absoluta" que el Ejecutivo hable de reiniciar las conversaciones cuando, al mismo tiempo, está deteniendo a dirigentes sociales, según ha informado el diario peruano 'El Comercio'.

Las autoridades regionales acusan a la minera Xtrata Tintaya de contaminar los ríos Salado y Cañipía y exigen un estudio ambiental en ambos. Asimismo, piden el aumento del tres por ciento al 30 por ciento del aporte voluntario.

En los enfrentamientos de este lunes, que estallaron cuando los mineros y residentes intentaron tomar el campamento de la mina, se saldaron con la muerte de cuatro civiles y más de 70 heridos entre agentes de las fuerzas de seguridad y manifestantes.

ESTADO DE EMERGENCIA

En respuesta, el Gobierno declaró a última hora del lunes el estado de emergencia en Espinar con motivo de los actos de violencia. La medida, que estará en vigor durante los próximos 30 días, implica la suspensión del derecho de reunión y libre tránsito en la zona y otorga a la Policía Nacional el control del orden en Espinar.

El presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés Dancuart, manifestó que la decisión se ha tomado debido a que "no se trata de una movilización pacífica" y a que las personas que están participando en las protestas son gente "extremista" que "está atacando a la autoridad policial y a un fiscal de la Nación".