Actualizado 13/02/2012 22:24 CET

Perú.- El 'camarada José', líder de Sendero Luminoso en el VRAE, es el nuevo objetivo del Gobierno de Humala

LIMA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El rebelde Víctor Quispe Palomino, conocido como el 'camarada José', líder de Sendero Luminoso en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), se ha convertido en el nuevo objetivo de los operativos ordenados por el Gobierno de Ollanta Humala tras la captura de Florindo Eleuterio Flores Hala, alias 'Artemio'.

Humala instó el domingo a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional a "dirigir sus esfuerzos para capturar a remanentes narcosenderistas" que actúan en el VRAE bajo el mando de 'José', uno de los fugitivos más buscados.

Estados Unidos había ofrecido hace un par de años una recompensa de cinco millones de dólares (3,7 millones de euros) por información sobre Flores Hala y 'José'. Las autoridades peruanas llevan años detrás de estos dos guerrilleros, pero hasta ahora sólo habían podido capturar a algunos de subalternos.

De acuerdo a las investigaciones oficiales, 'José' lidera junto a sus hermanos Ángel Quispe Palomino, 'camarada Raúl'; y Carlos Quispe Palomino, alias 'camarada Gabriel', una columna subversiva en VRAE integrada por unos 200 guerrilleros.

Daniel Mora, congresista del opositor partido Perú Posible, opina que con la muerte de 'Artemio', quien "siempre se creyó eterno", los hermanos Quispe Palomino intentarían asumir el liderazgo en Sendero Luminoso.

Pero estas aspiraciones podrían verse frustradas por los intensos operativos desplegados por las Fuerzas Armadas y la Policía tanto en el VRAE como en el Alto Huallaga (norte), donde el pasado fin de semana fue capturado herido 'Artemio', líder de Sendero Luminoso en esa región.

Es poco lo que se conoce de 'José'. Las autoridades estiman que tiene más de 50 años. Su rostro se dio a conocer al mundo gracias al vídeo de una entrevista que concedió en hace tres años. Desde entonces, apenas se ha sabido de este guerrillero. Sin embargo, las investigaciones apuntan a que se trata de un hombre clave en esa organización.

Aunque Sendero Luminoso ya no representaba una gran amenaza para la seguridad del Estado, la captura de 'Artemio', de 47 años, supone uno de los golpes más duros que ha recibido esa organización armada tras la captura en 1992 de su fundador, Abimael Guzmán, condenado a cadena perpetua por delitos de terrorismo.

El Estado peruano atribuye a Sendero Luminoso unas 70.000 víctimas durante el conflicto armado que tuvo lugar en los años ochenta. A partir de la captura de Guzmán, la organización se fue debilitando, aunque continuaba con actividades terroristas en algunas zonas como el Alto Huallaga y el VRAE.