Publicado 16/11/2021 00:42CET

Perú.- Castillo acepta la renuncia de Walter Ayala como ministro de Defensa de Perú

El ministro de Defensa de Perú, Walter Ayala.
El ministro de Defensa de Perú, Walter Ayala. - LEONARDO FERNANDEZ (GETTY IMAGES)

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha aceptado este lunes la renuncia de Walter Ayala como ministro de Defensa en el marco de los cuestionamietos de la oposición por presuntos presiones e interferencias para asignar ciertos ascensos dentro de las Fuerzas Armadas peruanas.

La Presidencia de Perú ha emitido un comunicado en el que apunta que Castillo efectivamente ha aceptado la renuncia del hasta ahora encargado de la cartera de Defensa, a quien "agradece por los servicios prestados a la nación".

Este domingo, Ayala anunció que dimitía "irrevocablemente" del cargo, después de que en la última semana haya sido señalado por su supuesta vinculación con ascensos irregulares en el seno de las Fuerzas Armadas, polémica esta que ya le llevaba a estar en el punto de mira del Congreso.

Aunque considera que ha demostrado de forma "fehaciente" que actuó de forma "legal y correcta", Ayala asumió en Twitter su "total responsabilidad política". "Como demócrata, renuncio irrevocablemente" al Ministerio de Defensa, añadió en un mensaje en el que agradecía a Castillo su confianza, y denunciaba la "politiquería" de la oposición.

"Tengo la conciencia limpia, y si yo renuncio, no es porque tenga miedo. Renuncio porque veo que, lamentablemente, (desde el Congreso) están yendo a por el presidente. Han hablado de infracción constitucional, han hablado de vacancias", explicó más tarde Ayala en una entrevista en la cadena América TV.

El ministro ya había puesto su cargo a disposición de Castillo, después de que varios oficiales denunciasen presiones para tratar de forzar determinados ascensos en las Fuerzas Armadas. La Fiscalía ha abierto una investigación preliminar contra Ayala y también contra el secretario general del Despacho Presidencial, Bruno Pacheco, salpicado en este mismo escándalo.

Ayala también reconoció que su dimisión se debe al proceso de interpelación al que el Congreso de Perú quiere someterlo este martes y tras el cual teme que sería censurado. "Tengo la conciencia tranquila", ha zanjado.

El mandato de Castillo, que recientemente ha cumplido cien días, ha arrancado con una sucesión de polémicas políticas que han motivado varios cambios en el Gobierno en poco tiempo. Entre los altos cargos que han dimitido figura el ministro del Interior, Luis Barranzuela, por violar las restricciones sanitarias al organizar una fiesta de Halloween.

El presidente, sin embargo, se mantiene fiel a sus principales mensajes y este mismo domingo ha prometido lanzar una "cruzada" contra la corrupción y la delincuencia. Castillo aseguró que perseguirá tanto a funcionarios corruptos como a las empresas que se aprovechan de estas irregularidades.

Contador