Publicado 22/12/2021 04:31CET

Perú.- Castillo pide que se excluya al fiscal que encabezó las diligencias en el palacio presidencial de Perú

El presidente peruano, Pedro Castillo
El presidente peruano, Pedro Castillo - EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha instado a la Fiscalía a que excluya al fiscal Luis Alberto Medina por haber actuado de manera "abusiva" en la intervención de este martes en el Palacio de Gobierno.

"El fiscal adjunto Luis Alberto Medina ha querido realizar diligencias en la Secretaría del Despacho Presidencial, quitándole teléfonos móvil, máquinas, computadores, archivos y tomar declaraciones a las secretarias, asistentes, personal policial y a todas las personas que oponían, este fiscal adjunto las amenazaba con señalar que as iba a denunciar por el delito de obstrucción a la Justicia", ha denunciado Castillo a través de su abogado.

Así pues, el mandatario reconoce observar "con preocupación" el actuar de la Fiscalía en una intervención que considera fue "abusiva y avasalladora" y donde además, lamenta, se ha filtrado "información privilegiada" a la prensa, facilitando así un "juicio paralelo", recoge el diario peruano 'La República'.

De igual modo, Castillo ha mantenido este martes un encuentro con la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, en el que habría trasladado que presentará una queja por el intento de los fiscales de acceder hasta el despacho presidencial.

"La defensa del presidente Castillo intervino para expresar su preocupación por la intervención, el día de ayer, de un equipo de fiscales que pretendió ingresar hasta el despacho presidencial", ha señalado la Fiscalía en un comunicado.

Ante estas protestas del mandatario, el Ministerio Público le ha recordado que "los fiscales son autónomos" y que disponen de "plena facultad" para "diseñar su estrategia de investigación".

Efectivos de la Fiscalía Anticorrupción peruana se personaron este lunes en el Palacio de Gobierno para investigar la presuntas irregularidades en una licitación de 74 millones de dólares --unos 65 millones de euros-- otorgada a la empresa Heaven Petroleum Operators (HPO) tras reunirse su gerente, Samir Abudayeh, con el presidente Pedro Castillo.

La prensa peruana publicó más tarde un documento redactado por los fiscales en el que se denunciaba que se les había impedido acceder a las dependencias de la Oficina de Secretaría del Despacho Presidencial, algo que, más tarde, la Presidencia de Perú rechazó.

"(Castillo) dispuso que se otorguen las facilidades correspondientes para que los fiscales cumplan su labor con total apertura. En ningún momento se ha dado disposición alguna a efectos de que no se realicen diligencias en algunos ambientes del Palacio de Gobierno", señaló la Presidencia en un comunicado.

El caso se basa en las revelaciones del programa de televisión Panorama, de la cadena de televisión peruana Panamericana, que informaron de las reuniones de Castillo con Abudayeh y Chávez en el palacio presidencial y de la posterior licitación para la compra de biodiésel que benefició a Abudayeh cuatro días después. Las reuniones fueron confirmadas gracias a la información disponible en el portal de transparencia del Gobierno.

DISPOSICIÓN A COLABORAR

Asimismo, el mandatario ha a solicitado que se levante su secreto bancario, tributario y de comunicaciones como muestra de su "total disposición" a que se le investigue en el caso.

"Como muestra de mi total disposición para colaborar con la Justicia, y en señal de transparencia, he solicitado de manera voluntaria el levantamiento de mi secreto bancario, tributario y de comunicaciones, una medida que no tiene precedentes", ha expresado Castillo en sus redes sociales.

"Rechazo de manera enfática haber participado en actos irregulares. Las puertas de Palacio están abiertas para apoyar toda medida que busque aclarar dudas", ha añadido Castillo en sus redes sociales.

Del mismo modo, ha informado de que ha acudido personalmente a la Fiscalía del país para pedir que se adelante su declaración testimonial al 28 de diciembre, pues su agenda oficial le imposibilita hacerlo el día 29, tal y como estaba previsto.