Perú/Chile.- Piñera y Humala aclaran que acatarán el fallo que dicte la CIJ sobre la disputa marítima entre Chile y Perú

Actualizado 30/11/2012 19:10:05 CET

LIMA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Perú y Chile, Ollanta Humala y Sebastián Piñera, respectivamente, han subrayado este jueves su compromiso con la Justicia internacional y han aclarado que acatarán la sentencia que dicte la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la disputa marítima que enfrenta a ambos países.

Perú aspira a recuperar el dominio de 100.000 kilómetros cuadrados de frontera marítima, controlados por Chile tras la Guerra del Pacífico (1879-1884). Lima insiste en que su frontera marítima no se encuentra definida, mientras que Santiago apela a unos tratados firmados en la década de 1950 para probar que ese asunto ha sido zanjado.

Ambos países presentarán sus alegatos durante la fase oral que arranca a principios de diciembre y que llega precedida de la polémica por el fallo que ha dictado la CIJ para el conflicto entre Colombia y Nicaragua. Estos dos países estaban enfrentados por el control de un archipiélago que finalmente fue concedido a Colombia, pero la ampliación de la soberanía marítima nicaragüense llevó al Gobierno colombiano a rechazar la jurisdicción del tribunal de La Haya.

Humala y Piñera, reunidos en Lima con motivo de la Unión de Nación Suramericanas (Unasur), han querido zanjar las especulaciones con una declaración conjunta en la que ambos mandatarios han dicho reconocer "el orden jurídico internacional" y, en concreto, a la CIJ. Por este motivo, "acataremos" y "ejecutaremos" la sentencia que dicte.

Piñera ha destacado que Chile "ha sido, es y va a seguir siendo" un país "respetuoso con el derecho internacional", así como con la "solución pacífica de los conflictos", según informa la agencia de noticias peruana Andina. En este sentido, Piñera ha llamado a actuar con "tranquilidad, madurez y sabiduría".

Humala, por su parte, ya se ha marcado objetivos para después de la sentencia y ha puesto como ejemplo la necesidad de "fortalecer la integración" de los dos países "en pos de su bienestar y desarrollo". El objetivo del presidente de Perú pasa por "fortalecer el dinamismo" de las dos economías vecinas y "hacer más fructífera la relación bilateral".

Piñera ha dicho compartir este deseo de "fortalecer e incrementar lazos" y ha reiterado la "plena voluntad" de su Gobierno para acercar a Chile y Perú.