Publicado 11/12/2020 02:53CET

Perú.- El Congreso de Perú aprueba una reforma de la Constitución que elimina la inmunidad parlamentaria

Imagen de archivo del Congreso de Perú.
Imagen de archivo del Congreso de Perú. - EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de Perú ha aprobado este jueves el dictamen de la Comisión de Constitución que reforma la Carta Magna del país y elimina la inmunidad parlamentaria, estableciendo que los delitos cometidos por los congresistas durante su mandato serán competencia del Tribunal Supremo de Justicia.

Con 103 votos a favor, 14 en contra y tres abstenciones, el texto aprobado modifica el artículo 93 de la Constitución peruana para establecer que los congresistas no estarán sujetos a mandato imperativo ni a interpelación.

Por otro lado, establece que los procesos por delitos comunes abiertos contra los congresistas durante el ejercicio de su mandato serán competencia del Tribunal Supremo, mientras que las imputaciones anteriores a asumir el cargo serán responsabilidad de un juez penal ordinario.

El nuevo artículo 93 también reza que los congresistas "no son responsables ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten el ejercicio de sus funciones", informa la agencia de noticias Andina.

Los magistrados del Tribunal Constitucional y el defensor del Pueblo también estarán sujetos a estas modificaciones.

El presidente de la Comisión de Constitución del Congreso, Omar Chehade, ha resaltado que esta decisión se ha tomado "por el bien del país" y para luchar contra "la impunidad parlamentaria".

En este sentido, "el ejemplo tiene que comenzar por casa, el ejemplo tiene que comenzar por el Congreso porque también ha habido casos menores en cantidad, pero no en calidad, en que también ha habido congresistas involucrados en temas de corrupción y muchas veces se han blindado en la inmunidad", ha explicado Chehade, tal y como recoge 'Gestión'.

No obstante, al tratarse de una reforma constitucional, el texto deberá ser ratificado en la siguiente legislatura con el respaldo de al menos 87 legisladores.