Publicado 15/11/2020 15:36CET

Perú.- La coordinadora nacional de municipios peruanos se declara "en rebeldía" hasta que Merino abandone el poder

Protestas en Perú
Protestas en Perú - Carlos Garcia Granthon/ZUMA Wire / DPA

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), un organismo público encargado de la coordinación entre los diferentes municipios nacionales, se ha declarado este domingo "en rebeldía" hasta que el presidente del Gobierno, Manuel Merino, abandone el cargo y sean convocadas nuevas elecciones como única solución posible a la crisis social e institucional que atraviesa el país andino.

"Exigimos la renuncia inmediata del señor Merino de la Presidencia. Además, una nueva mesa directiva del Congreso. Exigimos un nuevo Gobierno de transición cuyo Gabinete realmente nos represente", ha manifestado la organización en un comunicado recogido por la emisora Radio Programas del Perú (RPP).

"Los gobiernos locales estamos en pie de lucha por la democracia. En pie de lucha por las nuevas y futuras elecciones. Nos declaramos en rebeldía y estaremos vigilantes de lo que suceda en las próximas horas", concluye la nota.

Mientras tanto, ya ha comenzado en la capital, Lima, la Junta de Portavoces del Congreso, el primer encuentro institucional tras la explosión definitiva este sábado por la noche de las crisis que se ha ido fraguando desde el lunes, con el cese del ahora expresidente Martín Vizcarra.

Vizcarra, hay que recordar, sucumbió a una moción de censura "por incapacidad moral permanente", debido a los últimos episodios de una trama de corrupción por la que habría recibido 2,3 millones de soles (unos 543.000 euros) a cambio de contratos de obras públicas cuando ejercía como gobernador de Moquegua entre 2011 y 2014.

Las protestas populares contra el nuevo Gobierno de Merino y el primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, han dejado ya dos muertos y casi un centenar de heridos, 63 de ellos hospitalizados, mientras una docena de ministros han presentado su dimisión en señal de protesta por la inestabilidad generada tras el nombramiento de Merino, que todavía no ha decidido si se mantendrá en el cargo.

Contador