Actualizado 24/06/2006 7:26:00 +00:00 CET

Perú.- Una coordinadora pro Derechos Humanos denuncia que la tortura es una práctica extendida en comisarías y cárceles

LIMA, 24 Jun. (EP/AP) -

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) de Perú denunció este viernes que la tortura en sigue siendo una práctica extendida que en comisarías, cuarteles y centros penitenciarios del país, añadiendo que, generalmente, estos casos se comente con completa impunidad.

A dos días vista del Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo a las Víctimas de la Tortura, la CNDDHH señaló que estas prácticas suponen un modalidad de violación de los Derechos Humanos.

"Su práctica, no se limita sólo a las personas investigadas por delito de terrorismo, ni se inició con la aparición del terrorismo en 1980. Se trata de una práctica enraizada en nuestra historia, que lamentablemente aún se encuentra vigente", señaló la organización a través de un comunicado.

Según datos estadísticos de grupos pro Derechos Humanos, entre 1999 y 2004 se recibieron más de 150 denuncias por casos de tortura en los que se vieron involucradas 217 personas.

"Se practica con impunidad. De la inmensa mayoría de los casos, que se han obtenido desde 1998, fecha en que fuera tipificado el delito de tortura, hasta la actualidad sólo se han dado seis sentencias condenatorias confirmadas por la Corte Suprema de Justicia", subrayó la CNDDHH, que añadió que estos actos de tortura se cometen en comisarías, cuarteles y centros penitenciarios con métodos como palizas, agresiones sexuales o inmersión en recipientes con agua sucia o con detergente.