Perú.- El empresario gallego secuestrado en Perú permanece estable y pendiente de ser operado en el Clínico de Santiago

Actualizado 18/04/2006 14:44:20 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El empresario español Andrés Gude González permanece ingresado en el Hospital Clínico de Santiago a donde llegó sobre las 21.00 horas procedente de Lima (Perú) y su estado es estable y pendiente de ser operado de las heridas sufridas durante los 12 días en los que estuvo secuestrado.

Según el parte médico facilitado hoy por el Hospital Clínico de Santiago, el paciente, procedente de Ribeiea (La Coruña), presenta fracturas polifragmentarias de cúbito izquierdo y de tercio distal de fémur izquierdo debido a impactos de bala.

El armador gallego fue repatriado la pasada noche a España una vez que los médicos consideraron que se encontró "en condiciones" de poder hacer frente al viaje desde Perú tras mejorar de las heridas de bala sufridas en ambas piernas y golpes en el rostro, brazos y cuello, con las que fue encontrado tras 12 días de secuestro.

Gude fue secuestrado el pasado 29 de marzo en Lima y lo encontraron el pasado 9 de abril cerca del colegio José María Arguedas, en el distrito limeño de San Juan de Miraflores, en un basurero y amordazado.

La persona que encontró al empresario --natural de la ciudad de Ribeira (La Coruña), de 54 años de edad, casado y con cuatro hijos--, fue el candidato al Congreso Henry Segura, quien afirmó que Gude estaba "inconsciente".

RESCATE MILLONARIO

Al parecer, los secuestradores habían pedido un millonario rescate a cambio de la libertad del empresario gallego. La Policía Internacional (Interpol) de Madrid detuvo el pasado jueves 6 de abril al ciudadano peruano Aldo Enrique Esquivel Suyón, alias 'Loco Aldo', presunto autor intelectual del secuestro del empresario gallego.

Según la Policía Nacional de Perú (PNP), la Interpol de Madrid envió una nota a la oficina de la Interpol en Lima confirmando el arresto, que se produjo en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Sobre Esquivel, uno de los delincuentes más buscado por la Policía peruana, pesaba una orden de arresto internacional por estar acusado de integrar una banda de delincuentes que llevó a cabo en Perú al menos 16 robos, cuatro secuestros y un homicidio agravado.