Actualizado 12/04/2012 09:54 CET

Perú.- La Fiscalía eleva a 42 el número de trabajadores de la industria del gas secuestrados por Sendero Luminoso

LIMA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fiscal coordinador de la provincia de La Convención, Raúl Luque Machaca, ha elevado a 42 el número de trabajadores de la industria del gas secuestrados el pasado lunes por una columna de Sendero Luminoso en el municipio de Kepashiato, ubicado en La Convención, en la región de Cuzco (sur), según informa el diario 'Perú21'.

Ayer, la alcaldesa de La Convención, Fedia Castro, aseguró que la guerrilla había secuestrado a 40 trabajadores de la industria del gas, a pesar de que en un principio el gobernador de Cuzco, Roberto Rojas Oviedo, habló de 30.

Además, Castro desmintió que Sendero Luminoso hubiera liberado a algunos de los rehenes, aunque la Policía Local informó de que el grupo armado había liberado a 23 y el Ministerio del Interior habló de "varios".

Los trabajadores, subcontratados por la Transportadora de Gas de Perú (TGP) para el proyecto Camisea, fueron capturados en la madrugada del lunes durante una incursión de Sendero Luminoso en Kepashiato, ubicado en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde el grupo armado tiene remanentes muy activos.

Sendero Luminoso habría amenazado con recrudecer sus acciones tras la captura el pasado mes de febrero de su máximo jefe, Florindo Eleuterio Flores Hala, alias 'Camarada Artemio', lo que obligó al Gobierno de Ollanta Humala a reforzar los operativos en algunas regiones, especialmente, en el VRAE.

OPERATIVO DE BÚSQUEDA

Por su parte, el Ministerio de Defensa ha informado a través de un comunicado de que ha ordenado el despliegue de 1.500 miembros de las Fuerzas Armadas en Kepashiato para localizar a la columna de Sendero Luminoso que retiene a los trabajadores.

Además, ha aseverado que un comando conjunto de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional se trasladó al municipio de La Convención nada más conocer la noticia del secuestro.

Según la nota, el ministro de Defensa, Alberto Otárola, viajará este jueves a Kepashiato para supervisar el operativo de seguridad, mostrando así una implicación directa del Gobierno de Ollanta Humala en el caso.

PARTICIPACIÓN DE HUMALA

En este contexto, los familiares de los trabajadores secuestrados han instado a Huamala a intervenir en el caso con la misma intensidad que lo ha hecho en el de los nueve mineros que han permanecido seis días atrapados en la mina Cabeza de Negro, ubicada en la región de Ica (suroeste).

"Somos más de 30 familias que están desesperadas sin saber nada de sus seres queridos. Exigimos al presidente que colabore para traer a nuestros esposos, así como se ha preocupado por los mineros", ha dicho Vanessa Estrada, mujer de uno de los rehenes.

En la misma línea, Yovana Apaza, esposa de otro trabajador secuestrado, ha denunciado la falta de atención por parte de las autoridades peruanas, apuntando que se esforzaron más con los mineros. "¿Acaso no valen igual (nuestros maridos)?", ha cuestionado, en Radio Programas de Perú (RPP).