Actualizado 05/09/2006 01:26 CET

Perú.- La Fiscalía investiga un supuesto intento de soborno a testigos del caso Humala

LIMA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Perú abrió una investigación sobre los supuestos intentos de soborno que habrían recibido los testigos del caso Madre Mía para que cambiasen su versión de los hechos, que implicaría al ex candidato presidencial de Unión Por el Perú (UPP), Ollanta Humala, en las supuestas violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante su época de militar en la región de San Martín.

La titular de la Primera Fiscalía Penal Supraprovincial, Edith Chamorro, será la encargada de investigar el supuesto caso de soborno, abierto por las denuncias presentadas la semana pasada por dos testigos del caso Humala, Teresa Avila y María Sullca Avila.

Ambas denunciaron por delito de extorsión a Robinson Gómez, quien les habría ofrecido 20.000 dólares para cambiar su versión, en la que aseguran que Humala es el responsable de la desaparición forzada y asesinato de sus familiares Benigno Sullca y Natividad Avila.

La televisión peruana mostró un video en el que se muestra a Gómez ofreciendo dinero a Teresa Avila. Dicha persona le confiesa que detrás del ofrecimiento está el suboficial del Ejército, Amílcar Gómez, implicado en el levantamiento de Locumba, el 29 de octubre del año 2000, y amigo cercano de Ollanta Humala.

Teresa Ávila, una de las testigo del caso Madre Mía, reconoció que estudia solicitar asilo en alguna embajada porque teme por su vida y la de sus familiares tras denunciar que intentaron sobornarla.

Así, pidió garantías para su vida, la de sus sobrinos y hermano ante el Ministerio Público, pues teme sufrir represalias, y expresó además que por la forma en que sucedieron los hechos, sospecha que el intento de soborno provendría de personas muy cercanas a Humala.

Teresa es hermana de Natividad Avila, quien junto a su esposo Benedicto Sullca fueron detenidos en 1992 por el capitán Carlos, identificado por la denunciante como Ollanta Humala y llevados a la Base Militar de Madre Mía, donde fueron torturados y asesinados.