Publicado 12/01/2022 05:44CET

Perú.- La Fiscalía de Perú allana el local que Castillo usó como despecho en Lima

El presidente peruano, Pedro Castillo
El presidente peruano, Pedro Castillo - EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Perú ha ingresado este martes en la vivienda en la que el presidente del país, Pedro Castillo, se alojó durante la campaña electoral, situada en Lima, para realizar una diligencia destinada a recabar información de las cámaras de seguridad.

Así, miembros del Quinto Despacho de la Segunda Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima, a cargo de Karla Zecenarro, han llegado al lugar para recibir los vídeos originales sin editar de manos de los propietarios y de los actuales inquilinos del local.

Este operativo se ha llevado a cabo en el marco de las investigaciones abiertas por presuntas irregularidades en el proceso de licitación de la "construcción del puente vehicular Tarata sobre el río Huallaga", en la región de San Martín, recoge la emisora RPP.

Esta investigación tiene como fin determinar la existencia, o no, de la comisión de los delitos que puedan haber cometido los investigados, entre los que se encuentra el exsecretario general del Palacio de Gobierno Bruno Pacheco, así como miembros de Provías Descentralizado, ente perteneciente al Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Así, la Fiscalía decidió iniciar este proceso respecto a la vivienda en la que se alojó Castillo y, también, poner en marcha una investigación preliminar al propio mandatario por la presunta comisión de los delitos de tráficos de influencias y colusión en el marco de las reuniones y conversaciones que allí mantuvo con congresistas, ministros y particulares.

Por su parte, el dueño de la vivienda ha asegurado que la intervención en el domicilio ha sido ilegal y que los fiscales han "abusado de su autoridad" pues, dice, no contaban con autorización fiscal.

"La mayoría de cámaras duran sus archivos una semana o quince días, habría que verlo, yo no tengo la menor idea de qué máquina se ha comprado aquí", ha defendido el propietario, quien ha asegurado haberse puesto a disposición de las autoridades, pues no tiene "nada que ocultar".

Contador